“Sacar a una región del oeste de España de un plan especial de empleo, como tienen otras constituye una decisión incomprensible”, sostiene Villanueva, quien mostró su confianza en que la decisión que se adopte no responda a cuestiones de orden político y mostró también su perplejidad porque a Castilla y León no se le facilita crédito como a otras autonomías.

Tomas Villanueva

Celestino Corbacho guarda el más absoluto silencio sobre el planteamiento de la Junta de dotar a la Comunidad de un plan especial de empleo, como el Gobierno ha hecho con otras comunidades del oeste de la Península. El Ejecutivo autonómico cifró en 25 millones de euros las necesidades de financiación, el ministro se comprometió a estudiar la propuesta hace ya seis meses en una visita que realizó al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y desde entonces nada más se ha vuelto a saber de aquella propuesta y, pese a la insistencia del vicepresidente económico, Tomás Villanueva, para aclarar la situación, el Ministerio no sabe o no contesta.

Villanueva durante todo este tiempo ha dirigido varias cartas al ministro, que no han obtenido respuesta, un silencio que interpreta como un avance de que el Gobierno dará un no a la propuesta de la Junta. “El hecho de no dar respuesta me parece un error estratégico político”, dijo. No obstante, en un último intento por saber si durante 2010 el Gobierno regional dispondrá de fondos adicionales para el empleo, el vicepresidente económico se ha vuelto a dirigir a Corbacho por carta la pasada semana para pedirle que concrete si habrá o no un plan especial de empleo. “Sacar a una región del oeste de España de un plan especial de empleo, como tienen otras constituye una decisión incomprensible”, sostiene Villanueva, quien mostró su confianza en que la decisión que se adopte no responda a cuestiones de orden político y mostró también su perplejidad porque a Castilla y León no se le facilita crédito como a otras autonomías. “No llego a comprender el alcance de por qué después de todas las veces que hemos hablado de esta materia, no se nos facilita crédito como a otras regiones que ya lo reciben por segundo y tercer ejercicio e incluso aparece en los presupuestos nominativamente”. “Me preocupa ese tratamiento”, dijo.

A pesar de todo, Villanueva expresó su confianza en el ministro y su decisión, ya que, concretó, es preciso que la Comunidad la conozca cuanto antes porque está elaborando el programa de políticas activas para 2010. “Quiero saber si voy a tener más o menos crédito a los efectos de atender las necesidades del mercado laboral y las empresas en 2010. Estamos en los últimos días del año y por eso le he enviado una carta pidiéndole que concrete su decisión”.

“Hay un conjunto de factores que nos hacen acreedores de un plan especial de empleo”, precisaron desde la Consejería de Economía. A esta razón se une que el Ministerio de Trabajo ha convenido planes con otras comunidades autónomas y que no “existen razones objetivas” por las que Castilla y León no pueda estar en ese grupo. En concreto, cuentan con uno Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Canarias y hasta el año pasado Galicia. “No discutimos que lo tengan, es algo que nunca hemos puesto en duda, pero no hay razón objetiva que justifique que Castilla y León no cuente con un plan de estas características”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.