Los viandantes que transiten por el Puente de Piedra pueden contemplar una singular escultura en forja que recorta la imagen de un pez a punto de injerir un anillo, con el perfil de la catedral al fondo. Se trata de una obra original del artista de forja Gregorio Fagúndez, elaborada en su mayor parte con las vallas retiradas del pretil del puente de Hierro durante los últimos trabajos de restauración y que ha sido instalada esta mañana en el centro del puente.

 

La presencia de diversos artistas y personajes zamoranos, como Carlos San Gregorio, Herminio Ramos, Miguel Manzano o Félix Matilla, además del concejal Francisco Javier González, y el propio autor de la obra ha servido para el estreno de la obra, duna composición de más de tres metros de altura, alegórica de la leyenda del anillo de san Atilano, con la que se pretende rendir homenaje al río Duero, al Puente de Piedra y al fundador de la diócesis de Zamora y también uno de los patronos de la ciudad. La instalación será provisional, inicialmente por espacio de un mes, y con posterioridad se podría buscar otra instalación definitiva, que bien podría ser el barrio de Pinilla del que procede el propio autor de la obra.

 

La iniciativa de realizar esta obra escultórica partió del propio artista quien ya presentó un boceto en la exposición de forja que realizó en el colegio universitario y ofreció la propuesta para su materialización al entonces concejal de Cultura, Francisco Javier González, que la acogió con satisfacción. Según el concejal, el Puente de Piedra es “más adecuado para llevar a cabo acciones como esta y otro tipo de actividades culturales, que para el tráfico de vehículos”. Y con ello se contribuye también a la iniciativa municipal de promover la declaración del Puente de Piedra como Bien de Interés Cultural, manifestó Francisco Javier González.

No hay comentarios