Las calles de Zamora han acogido una gran manifestación en contra de la LOMCE, la Ley que el Gobierno acaba de aprobar sin el consenso con otros partidos políticos y que ha tenido el honor de ser contestada por todos los sectores desde que nació. Precisamente la falta de diálogo para sacarla adelante se ha sumado a los argumentos que, desde que asomó por el panorama nacional, ha cosechado en contra esta nueva iniciativa.

 

De ahí las jornadas de protesta que culminaban esta tarde con una gran manifestación en la capital. Más de 4.000 personas, entre profesores, padres, familias al completo y una muy notable presencia de gente joven, le han dicho al ministro Wert "no" a su famosa ley y al resto de meedidas. Y lo han hecho recorriendo las calles del centro en una concentración como se han visto pocas y que se vio beneficiada por la ausencia de la lluvia que sí protagonizó otras marchas en Castilla y León como las de Salamanca y Soria.

 

   Cabecera de la manifestación, a su salida de la plaza de la Marina. Fotos: F. Oliva

 

Los convocados partieron a las 18.30 horas de la plaza de la Marina y ya allí sindicatos, plataforma de alumnos y asociaciones de padres coincidían en la alta cifra de seguimiento de la huelga de la mañana y en la condición casi única de la protesta que se iba a celebrar. La presencia de profesors, padres con familias enteras y alumnos era notable, por encima de lo conseguido en otras ocasiones recientes como la última huelga educativa del pasado mayo o la manifestación del día del trabajo.

 

  Los más jóvenes se hicieron notar especialmente en la convocatoria.

 

Desde su partida el número de asistentes se rebeló como muy numeroso y cuando el pelotón echó a andar dio a conocer su verdadera entidad. Acompañados por lemas y consignas contra Wert, la reforma y los ajustes a la educación y a favor de la enseñanza pública, los manifestantes ocuparon pronto la totalidad de la calle Amargura; al girar hacia las Tres Cruces la comitiva ocupaba todo el ancho y en la plaza de Alemania la mayor perspectiva permitía ver que la protesta abarcaba todo Alfonso IX hasta Santa Clara. En su parte final llegó a ocupar la práctica totalidad del tramo de esta calle entre la Marina y la plaza de la Constitución.

 

   La manifestación, en la plaza de Alemania.

 

Hacia las 19:30 horas la cabecera principal se detuvo frente a la subdelegación para leer el manifiesto elaborado por la plataforma convocante, asumido sin distinción por todas las siglas convocantes entre los que se encontraban sindicatos, la plataforma por la Educación y el colectivo de estudiantes. Los asistentes aplaudieron un texto en el que se criticaba la imposición de la LOMCE y los recortes en becas y la subida en las tasas universitarias, y en el que se pedía la negociación de un nuevo texto y la dimisión del ministro Wert.

No hay comentarios