Las temperaturas bajo cero y un persistente nevada han protagonizado la mañana en la capital, que ha registrado un día netamente invernal. Tras la cencellada del sábado, esta mañana ha sido el turno de una débil nevada que ha cubierto ligeramente de blanco parques, calles, tejados y monumentos. Y que ha acompañado a los muchos turistas que visitan la capital y a los consumidores que han hecho sus compras aprovechando la apertura de grandes superficies y de muchos comercios.

 

Según AEMET, la capital ha registrado temperatura de -5,5 grados bajo cero, que han sido una tónica durante toda la mañana. De hecho, la mínima se registró a las 9 de la mañana y al mediodía no se superaban los 4 grados bajo cero. Además, la nieve se ha hecho patente en todos los parques y jardines y ha sido suficiente para cubrir vehículos, tejados y monumentos. 

 

La previsión meteorológica augura bajas temperaturas durante todo el día, especialmente gracias a la persistente niebla, que no ha permitido que asomara el sol y caldeara un poco el ambiente.

No hay comentarios