Israel, Palestina y Líbano no solo están separados por un kilométrico muro de hormigón gris. Las guerras y conflictos entre ambos van más allá de cuestiones geográficas. De islam y judaísmo. Un plato consistente en puré de garbanzos, tahina (pasta de semillas de sésamo), zumo de limón y aceite de oliva es otro punto de desencuentro grave. O al menos aparente. El hummus, una popular …

No hay comentarios