EMILIO J. CABADAS Imaginemos por un momento como se sentiría cualquiera de nosotros si cada mañana antes de arrancar el motor del coche se nos impusiera una cuantiosa multa a cuenta de las posibles sanciones que hipotéticamente podríamos cometer mientras circulamos con nuestro vehiculo. Evidentemente ésta parece una forma estupenda de castigar a todos aquellos conductores que de manera habitual circulan con exceso de velocidad o no utilizan el cinturón de seguridad, etc. Incluso antes de que cometieran la falta o infracción correspondiente. No obstante, ¿Es razonable que paguemos justos por pecadores? ¿Por qué tendrían que pagar dicha multa las personas que circulan correctamente de acuerdo a las normas? ¿Se puede obviar la presunción de inocencia e iniciar sanciones preventivas? ¿Es ético y conforme a la moral? La respuesta se la dejo a su criterio señores, pero estoy seguro de que la mayoría de ustedes coincidirán conmigo en que es abusivo e incluso reprobable el hecho de tener que pagar una sanción por un delito que no se ha cometido ni se tiene intención de cometer.
Ahora traslademos este hipotético ejemplo a la realidad palpable del día a día, nos encontráremos con una ley injusta llamada “Canon Digital” e impulsada por el PSOE, con esta ley se grava mediante un impuesto “revolucionario” todos los elementos digitales, eléctronicos o multimedia susceptibles de contener o grabar información digital, es decir, todos aquellos elementos que sirven de almacenamiento de información como son los discos compactos (CDs), los DVDs, las memorias portátiles USB (pendrive), los discos duros, ya sean los de un ordenador, los de una PlayStation3®, etc. Incluso tendremos que pagar un canon por comprar una tarjeta de memoria (SD), de las que utilizamos para nuestras cámaras de fotos. ¿Por qué? Pues porque según la SGAE y el Gobierno existe un riesgo elevado de que utilicemos los discos para copiar canciones, películas o material protegido con derechos de autor. No voy a entrar en cifras pero para que se hagan una idea, por un disco duro de 160 Gb de capacidad, que tiene un coste en el mercado de unos 80 a 100 euros tendremos que pagar unos 15 euros de canon digital. Así es como el PSOE creé que evitará la piratería y si no lo logra, al menos tendrá contenta a la SGAE con un suculento ingreso económico que pagaremos todos. Ahora bien ¿es justo? ¿Acaso es lógico que una empresa que utilice los ordenadores para trabajar tenga que pagar el canon de Zapatero? ¿Es justo que si usted compra una cámara de fotos tenga que pagar unos derechos de autor de terceras partes por algo que va a crear usted? ¿Se puede pagar derechos de autor por un folio en blanco? Pues parece ser que si se puede y además se obliga por ley. Agradezcámoselo al señor Zapatero y a su talante, quizás quieran ponerle puertas al campo y limitar INTERNET uno de los mayores avances de los siglos XX-XXI y la principal fuente de difusión de información y de la cultura.
Parece mentira ¿verdad? No obstante después de esta medida desmesurada no les extrañe que si el PSOE revalida el titulo de Gobierno de España terminemos pagando las multas por adelantado, así el día que nos saltemos un paso de cebra nos podrán decir: – veis como merece la pena abonarlo por adelantado. Al menos con este canon parece que tendremos pagado nuestro derecho a copiarnos películas y bajarnos música de Internet, pues la multa ya nos la han cobrado.

EMILIO J CABADAS

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.