El obispo de León, Julián López, que en la tarde del lunes ya se acercó a las inmediaciones del lugar del accidente, será el encargado de oficiar la liturgia, según han informado a Europa Press fuentes del Obispado.

Tras el acto, los restos mortales de los mineros serán trasladados a sus localidades de origen donde recibirán sepultura.

No hay comentarios