Pol Espargaró vive hoy un día de gloria  después de imponerse en el Gran Premio de Japón y proclamarse así campeón del mundo de Moto2.

 

Pero antes de lograr esta hazaña, el de Granollers pasó por Salamanca en el mes de marzo y dejó una promesa en el camino… Los periodistas Félix Rivas y Alberto Pérez se retaron a los mandos de un quad de radiocontrol en los pasillos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca con los alumnos del Máster de Comunicación e Información Deportiva como testigos.

 

Sin que este reto llegara a su fin, apareció Espargaró, entonces en plena lucha por el campeonato y entre los tres lanzaron una promesa al aire… ¿la cumplirán?

No hay comentarios