La Gerencia Regional de Salud de la Junta de Castilla y León tiene previsto reforzar con un total de 144 profesionales la atención sanitaria en los centros de salud de la Comunidad  a lo largo del verano, con el objetivo de mejorar tanto la accesibilidad del ciudadano como la calidad de la atención prestada. Serán 59 médicos y 85 enfermeras contratados para realizar 3.254 días de refuerzo con un incremento de la cifra de profesionales del 25,21% respecto a 2007 y un aumento de 2,9% de las jornadas de asistencia.

La Junta de Castilla y León tiene previsto reforzar con un total de 144 profesionales la atención sanitaria en los centros de salud de la Comunidad a lo largo del verano. Castilla y León contará con 9 médicos y 20 enfermeras de refuerzo más que en 2007, ya que durante el año pasado la ampliación del personal sanitario para la temporada veraniega fue 50 médicos y 65 enfermeras. Además, este incremento se reflejará en que los profesionales mencionados realizarán 93 días de asistencia más que en el ejercicio anterior que se cerró con 3.161 jornadas reforzadas.

Durante el periodo estival la población se incrementa en algunas provincias de Castilla y León, sobre todo en el medio rural, y con ello el trabajo de los profesionales sanitarios en determinadas zonas básicas de salud.

Los refuerzos se dividen en dos niveles:

  1.  Refuerzos en Jornada Ordinaria: Se realizan fundamentalmente en aquellas zonas básicas de salud que tienen un incremento importante de población y donde la demanda solicitada no puede ser asumida por los profesionales habituales. Fundamentalmente se realiza durante los meses de julio, agosto y septiembre, siendo el personal contratado para los distintos centros de salud o consultorios locales de 46 profesionales, de los cuales 33 son  médicos y 13 enfermeras que refuerzan un total de 1.947 días.
  2. Refuerzos en Atención Continuada
    Los Puntos de Atención Continuada (PAC) para la atención de las urgencias en el ámbito de la Atención Primaria se refuerzan con el fin de conseguir una mayor capacidad de resolución a la demanda solicitada.

El refuerzo del personal sanitario se realiza en aquellas zonas básicas que experimentan un incremento importante de la demanda de urgencias durante todo el periodo vacacional, o bien aquellos días en los que se experimenta este crecimiento (fines de semana y festivos, fiestas locales de estos municipios, etc.). Durante el verano de 2008 se van a reforzar un total de 98 puestos para este fin, de los cuales 26 son médicos y 72 enfermeras (refuerzan un total de 1.307 días de atención continuada).

El total de refuerzos estivales en jornada ordinaria y en atención continuada para el año 2008 en Castilla y León es por tanto de 59 médicos y 85 enfermeras (144 profesionales), que se sumarán a las plantillas habituales que prestan sus servicios en los centros de salud de la Junta de Castilla y León.

El resumen de refuerzos por provincias es el siguiente: Ávila, 36 profesionales de refuerzo;  Burgos, 25; León, 8; Palencia, 5; Salamanca, 2; Segovia, 23; Soria, 29; Valladolid, 1 y Zamora, 15.

MAPA DE REFUERZOS Y MEDIDAS CONCRETAS

Para cubrir la demanda se ha diseñado un completo mapa de refuerzos en Atención Primaria en aquellas zonas que por tradición vienen experimentando un aumento considerable de población durante el periodo estival, tanto para la atención ordinaria como la atención de urgencias.

Al comenzar a reducirse la disponibilidad de sustitutos -situación que se repite en todas las CCAA-, se han adoptado diversas medidas que, hasta el momento actual, e incluso con una previsión futura de varios años, permite garantizar la atención sanitaria en los periodos vacacionales.

Las más importantes son la elaboración de calendarios de guardias con programación anual para todos los Puntos de Atención Continuada (PAC) y Centros de Guardia, así como definición de los mecanismos de resolución de incidencias. Así, en el mes de diciembre se tiene ya cerrada toda la programación de atención continuada del siguiente año; la previsión con tiempo suficiente de las solicitudes de vacaciones, para organizar con tiempo las sustituciones y acumulaciones que se precisen llevar a cabo. Además, cada Equipo de Atención Primaria organizará sus vacaciones reduciendo al máximo el porcentaje de personal habitual ausente.

También la posibilidad de acumular la actividad de quien disfruta de un permiso a otro profesional de su mismo ámbito, en caso de ausencia de profesionales disponibles en la bolsa de desempleo, garantizando siempre el mantenimiento de la calidad asistencial. Y finalmente, y como medida claramente contundente, que ha supuesto un antes y un después en las suplencias de las vacaciones, así como en la garantía del mantenimiento de la importante red de atención continuada y urgente en Atención Primaria, se ha establecido la cobertura de 550 plazas de médicos de área. La figura de médico de área ha dado solución a la carencia de profesionales en desempleo, ya que en muchas áreas permite garantizar de forma autónoma las necesidades de permisos y sustituciones, constituyendo un modelo novedoso por el que se han interesado ya otras comunidades autónomas.

Gracias a estas y otras medidas, en el momento actual no sólo se ha controlado el problema de las sustituciones en Castilla y León, sino que permite ajustar los efectivos en aquellas zonas con mayor demanda, tanto en jornada ordinaria como en atención continuada.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.