Según han asegurado las mismas fuentes, se trata del tercer robo que han sufrido padre e hijo en su explotación de regadío en el plazo de dos años. En esta ocasión se han valorado las pérdidas entre esos 5.000 y 9.000 euros, “valor global que incluye sustitución, mano de obra y puesta a punto de la instalación”.

Por este motivo, los agricultores han reclamado un dispositivo especial …

No hay comentarios