“Haremos todo lo que esté en nuestras manos para que nadie manche el nombre de nuestro partido” Defiende que el del PP “es un proyecto honorable que comparten más de 700 mil militantes y que han apoyado más de 10 millones de españoles en las últimas elecciones”.

El presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación y ha asegurado que “esto no es una trama del PP, como algunos pretenden, esto es una trama contra el PP que es una cosa muy distinta”. Rajoy ha defendido que “el proyecto del PP es honorable” y que “lo comparten más de 700.000 militantes y ha sido apoyado por más de 10 millones de españoles en las últimas elecciones”. El líder popular ha afirmado que “haremos todo lo que esté en nuestras manos para que nadie manche el nombre de nuestro partido”. Además, ha anunciado que el PP exigirá la comparecencia en el Congreso del ministro de Justicia y del Fiscal General del Estado, y pedirá la recusación del juez Garzón y que éste se abstenga de la causa “en beneficio de la credibilidad y de la imparcialidad de la Justicia”.

Transcripción íntegra de la intervención de Rajoy:

Como todo el mundo sabe, el juez Garzón ha abierto un sumario, ha detenido a 6 personas y ha imputado a más de 30. Este sumario algunos han pretendido convertirlo en una causa general contra el PP. Se han publicado un sin fin de grabaciones en las que se involucra a muchos dirigentes de nuestro partido. Todo esto se produce en plena campaña electoral de las Elecciones vascas y gallegas. Todo esto se produce cuando España está atravesando por una gravísima crisis económica que afecta al buen funcionamiento y a la supervivencia de nuestras PYMES, de nuestros trabajadores autónomos y que castiga con enorme dureza a las familias españolas. Un asunto que debería requerir, y desde luego para el PP requiere, toda la atención.

Este asunto nos recuerda el clima que vivimos en la campaña electoral de 1999, el famoso asunto del Lino. En aquella ocasión se manchó el nombre de muchos dirigentes del PP y en particular el nombre de nuestra candidata número uno, Loyola de Palacio. Ese asunto al final quedó en nada, pero el daño a las personas ya estaba hecho.

El PP no tiene más información de este sumario que nos ocupa que la que publican los medios de comunicación. Por eso el PP está en una situación de indefensión absoluta. Y además se le está haciendo un daño enorme e irreparable a muchas personas que aparecen citadas en esas informaciones. Esto, la filtración del secreto de sumario, el daño a las personas, es un atentado frontal al Estado de Derecho.

Sólo dos dirigentes locales del PP figuran en la lista de imputados. Imputados, no condenados. Y ambos han dimitido de las responsabilidades que estaban asumiendo. Quiero decirles a ustedes que el PP nada tiene que ver con las actuaciones ilegales de los detenidos si las hubiere. Quiero afirmar, y el Comité Ejecutivo también, la honorabilidad de nuestro partido. Y si algún militante del partido hubiera hecho algo reprochable quiero decirles que actuaremos con toda la contundencia y así le he dado instrucciones al presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías.

El Comité Ejecutivo del PP afirma que este es un proyecto honorable que comparten más de 700.000 militantes y que ha sido apoyado por más de 10 millones de españoles en las últimas elecciones. Y haremos todo lo que esté en nuestras manos para que nadie manche el nombre de nuestro partido. Esto no es una trama del PP, como algunos pretenden, esto es una trama contra el PP que es una cosa muy distinta.

Llevamos muchos treinta años en la vida política trabajando, a veces con acierto, otras veces equivocándonos, trabajando todos los días todo el día. Mucha gente ha confiado en nosotros y desde luego ni yo ni el Comité Ejecutivo que presido, de ninguna de las maneras va a aceptar que se juegue con el honor de millones y millones de españoles.

Por si alguien tiene alguna duda vuelvo a reafirmar ante todos ustedes lo que dije el lunes pasado. Todas las contrataciones de esta casa se han hecho en el marco de la legalidad. Todas, sin excepción, figuran en el Tribunal de Cuentas y de ninguna hemos recibido beneficio alguno. Y quiero dejar claro también que este partido no ha recibido ni un solo euro de las personas implicadas en el asunto que nos ocupa.

El lunes pasado anuncié una serie de decisiones que ya hemos puesto en marcha:

Primero, dirigir un escrito al Consejo General del Poder Judicial manifestando nuestra sorpresa, nuestro estupor, nuestro desagrado y nuestro deseo de que se hagan las cosas como se deben de hacer, por las filtraciones del secreto de sumario que provocan indefensión y atentan contra el Estado de Derecho.

En segundo lugar dirigimos un escrito a la Fiscalía General del Estado diciendo exactamente lo mismo.

En tercer lugar, el lunes pasado les dije a todos ustedes que procederemos legalmente contra cualquier persona que utilice el nombre del PP sin poder hacerlo.

Y por último, encargué una investigación al presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías.

Hoy, el Comité Ejecutivo ha adoptado los siguientes acuerdos. En primer lugar, exigir el levantamiento completo del secreto de sumario. No se puede acusar a una fuerza política, no se puede establecer una causa general contra quien no puede defenderse, contra quien desconoce de qué se le acusa exactamente.

En segundo lugar, he dado instrucciones a mi Grupo Parlamentario –lo he hecho en el día de ayer- para que pida la comparecencia urgente en el pleno del Congreso de los Diputados del fiscal general del Estado con un doble objetivo. En primer lugar, para hablar de la filtración del secreto del sumario; y en segundo lugar, para que explique el diferente trato que la actuación de la Fiscalía da a los partidos políticos.

Nunca en España -ni con Adolfo Suárez de presidente, ni con Leopoldo Calvo Sotelo, ni con Felipe González, ni con José María Aznar- se había hecho un uso tan partidista de la Fiscalía como hasta ahora. En los últimos tiempos, alcaldes del Partido Popular, concejales del Partido Popular y militantes del Partido Popular han sido detenidos por policías encapuchados, acompañados de televisiones y otros medios de comunicación, y metidos en el calabozo sin dar ninguna explicación.

En la mayor parte de los casos, esas personas –que sufrieron un daño irreparable, como cualquiera de ustedes entienden- fueron puestos en libertad de inmediato. Y sólo en los últimos días hemos visto algunos casos del distinto rasero y del daño y perjuicio que se le puede hacer a la gente. Lo que ha ocurrido en Baleares no es de recibo. Ayer, ni siquiera el fiscal compareció en una acusación contra el secretario general de Ibiza.

Ayer conocimos que tres personas del Partido Popular, concejales, detenidos hace dos años en Telde con televisiones y con policías encapuchados, a los que se les puso una fianza, primero de 120.000 euros, luego de 100.000, luego de 80.000 y luego de 10.000, se les ha dejado libres sin cargos. ¿Pero quién resarce a esas personas de todo ese espectáculo, de ese show y de esos dos años? Yo les pido a ustedes que se pongan en su lugar. Personas que han sido detenidas con grilletes, como ha ocurrido hace poco en Baleares con un muchacho de 21 años, al que se le acusaba de delito informático. Se le detuvo, se le pusieron unos grilletes, estuvo 8 horas en el calabozo, y luego le dijeron que se habían equivocado. ¿Quién resarce a esas personas de la actuación de la Fiscalía y de la Policía?

Casos como este podría contarles decenas, pero todos tienen una característica común. El cien por cien, para que ustedes lo entiendan, sólo afectan al Partido Popular. Nunca afectan al Partido Socialista.

Hemos conocido hace 24 horas, porque se ha publicado en algunos medios de comunicación, el caso de un alcalde socialista en Almería. Hay un vídeo en el que se ve a un empresario entregándole dinero, billete a billete, a ese alcalde. Hubo una denuncia del empresario en la Fiscalía, la Fiscalía lo remitió al juez, y no hemos vuelto a saber nada más.

Por tanto, como todo esto no casa con lo que debe ser un Estado de Derecho y una democracia avanzada y civilizada, el Fiscal General del Estado tiene que comparecer a explicarse. Y si no lo hacen, se explicarán el presidente del Gobierno y el ministro de Justicia porque dedicaremos las sesiones de control a preguntar por estos asuntos.

En tercer lugar, hemos acordado pedir la comparecencia urgente del ministro de Justicia, el Sr. Bermejo, que se ha ido el fin de semana en el que se hicieron públicas algunas filtraciones de este sumario, con el juez de la Audiencia Nacional que instruye este sumario de cacería. Este es un acto obsceno, es el mínimo calificativo que se le puede aplicar. Esto es un acto que liquida la calidad de la democracia, esto es inaceptable en un país como el nuestro, que se supone que somos la octava o la novena potencia del mundo, que somos un país civilizado y vivimos en un espacio civilizado como es la Unión Europea. Este acto es obsceno, hace un enorme daño a las instituciones y a la independencia del Poder Judicial.

El Partido Popular rompe cualquier interlocución con el Ministerio de Justicia mientras el Sr. Bermejo siga siendo el titular de ese Ministerio. El Partido Popular dirigirá hoy un escrito al Consejo General del Poder Judicial para que examine este asunto, para que nos diga si esto es sensato, razonable, si es normal que un juez que está instruyendo un sumario se vaya de cacería con el ministro de Justicia.

El Partido Popular cree que el juez Garzón debe abstenerse en esta causa en beneficio de la credibilidad y de la imparcialidad de la Justicia. Y el Partido Popular –que hoy presentará su escrito de personación en esta causa- pedirá la recusación del juez Garzón.

De la misma manera, yo pediré explicaciones en el Congreso de los Diputados sobre este asunto al presidente del Gobierno porque este es un asunto que genera una enorme alarma social, porque es inaceptable y porque en España creíamos que estas cosas estaban superadas hace mucho tiempo.

Quiero, por último, mandar un mensaje de tranquilidad a nuestros afiliados y nuestros votantes. En la reunión de hoy todos los miembros del Comité Ejecutivo presentes hemos reafirmado nuestro compromiso con el Partido Popular, nuestra unidad y nuestra cohesión. Y, desde luego, estamos comprometidos todos a defender con contundencia la honorabilidad de nuestro partido. Quiero que los votantes del PP se sientan orgullosos de su partido. Y vamos a tratar con responsabilidad, con valentía, con justicia y con sentido común un asunto que en una democracia normal no se puede volver a producir, porque no se ha producido nunca en España algo parecido desde 1977.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.