La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del pasado 8 de febrero, con unas 550 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración.

 

Entre las imprecisiones en que incurrió, unas 400 veces dijo "no lo sé" a las preguntas que le formularon, mientras que unas 50 señaló "no lo recuerdo". El resto de evasivas las saldó con varios "no lo sabía", "no tenía conocimiento", "no me consta" y "lo desconozco".

No hay comentarios