El boxeador sudafricano Jacob 'Baby Jake' Matlala, el campeón del mundo más bajo de la historia con 1,47 metros, ha fallecido este sábado a los 51 años después de una larga enfermedad, según han informado medios del país.

 

El campeón de peso mosca era un poderoso símbolo de la reconciliación en la época 'post-apartheid'. Matlala ganó títulos en tres pesos distintos, el último de todos a los 42 años, en un combate que fue visto en primera fila por el recientemente fallecido Nelson Mandela, gran aficionado a su manera de boxear.

 

Matlala, que se retiró porque se había "quedado sin gente pequeña para pelear", sufría problemas de salud y de dinero en los últimos años, en los que recibió el apoyo de benefactores para pagar sus facturas médicas y otras deudas.

No hay comentarios