El sistema de Dependencia continúa avanzando en Castilla y León en todos sus aspectos. La Ley estatal establece un plazo de seis meses para el reconocimiento de la situación de dependencia. En siete meses, desde el inicio de este plazo, la Junta de Castilla y León ha reconocido su situación de dependencia a más de 15.000 castellanos y leoneses. Y cinco meses después de que se aprobara la normativa que regula los criterios de cálculo de capacidad económica, y por tanto, de que fuera posible conceder prestaciones, son más de 4.000, las personas dependientes que ya las están recibiendo.

A finales de abril de 2007 se publicó el baremo que establecía los criterios para valorar a las personas dependientes, en ese mismo mes, Castilla y León puso a disposición de todos los ciudadanos el modelo de documento que les permitía cursar solicitud para reconocimiento de dependencia. Desde ese momento, han sido 31.592 las solicitudes presentadas.

De estas 31.592 solicitudes presentadas, a 30 de mayo de 2008, 30.669 ya han sido revisadas y son 29.229 las personas que ya han sido valoradas o están en vías de valoración en estos momentos, lo que supone un 97% del total. El ritmo de valoraciones iniciadas se ha incrementado considerablemente, como muestra el hecho de que en el último mes y medio  hayan sido más de 4.387 las nuevas valoraciones efectuadas o en vías de realización. Es decir, el número de valoraciones que han realizado los profesionales de los servicios sociales en este periodo de tiempo ha sido casi mil trescientas más que las solicitudes presentadas.

La valoración de cada persona, se realiza conforme al baremo establecido por el Estado para todo el territorio nacional en el Real Decreto aprobado en abril de 2007. Supone un importante, minucioso y complejo procedimiento, en el que intervienen varios profesionales de los servicios sociales, tanto de la Junta de Castilla y León como de las Corporaciones Locales.

Una vez completada la valoración (capacidad funcional, aspectos sociales o de salud), es preciso hacer un análisis económico de la situación de la persona dependiente, que permita determinar las condiciones de acceso de esta persona a cada tipo de prestación que le pudiera corresponder, tarea en la que igualmente participan varios profesionales, y que precisa del apoyo de otras administraciones como la Agencia Tributaria para aportar información económica, o los propios Ayuntamientos para constatar el empadronamiento del ciudadano.

Éste es el motivo de que  de las 29.229 solicitudes valoradas o en vías de valoración, sean en estos momentos, 15.007 las que han sido resueltas y a las que se ha reconocido su situación de dependencia (51% del total). De ellas, según la Ley, en el año 2008 les corresponde recibir servicios y prestaciones al 76,2%, exactamente a 11.433, es decir, a los que son Grandes Dependientes (Grado III, Nivel 1 y 2) o dependientes severos (Grado II, Nivel 2). Al 23,8% restante (3.574) no les corresponde servicios o prestaciones en estos momentos.

Estos datos ponen de manifiesto una considerable agilización del proceso, ya que han sido 4.000 las nuevas resoluciones de grado y nivel dictadas en el último mes y medio.

SERVICIOS Y PRESTACIONES

Este impulso a la aplicación de la Ley de Dependencia se observa igualmente en el número de prestaciones concedidas.

PROVINCIAS TOTAL SOLICITUDES 30-05-2008
Ávila 2.492
Burgos 3.805
León 7.010
Palencia 2.859
Salamanca 4.062
Segovia 2.065
Soria 1.493
Valladolid 5.037
Zamora 2.769
Castilla y León 31.592
TIPO DE SOLICITUD 30/05/2008
Solicitudes Presentadas 31.592
Solicitudes Revisadas 30.669
Solicitudes valoradas o en vías de valoración. 29.229
Solicitudes con Resolución 15.007
Solicitudes con derecho a prestación 11.433
PRESTACIONES CONCEDIDAS O EN PROCESO DE CONCESIÓN
En proceso de consulta 7.247
TOTAL PRESTACIONES CONCEDIDAS: 4.186
Centro Residencial 3.030
Prestación económica 844
Prestación de cuidados en el entorno 312

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia prevé varias fases para llegar a la concesión de prestaciones. La primera de ellas es la resolución de grado y nivel, es decir, el reconocimiento de su situación de dependencia, de las que, como se indicaba anteriormente, ya se ha emitido el 51% de las solicitudes presentadas (15.007). De estas, 11.433 son personas con derecho a prestación en el momento actual, por ser grandes dependientes o dependientes severos.

Estas 11.433 personas están en diversas fases del procedimiento:

  • En primer lugar, una vez reconocida la situación de dependencia, se inicia el proceso de cálculo de la capacidad económica de las 11.433 personas que en estos momentos pudieran tener derecho a prestaciones, (Grado III nivel 1y 2 y Grado II nivel 2). Para poder realizar dicho cálculo, es necesario conocer la situación económica del solicitante. Por este motivo, en este momento, a 5.208 personas se les ha solicitado información para poder seguir avanzando en el proceso, poder realizar los cálculos para determinar la prestación que le pudiera corresponder a cada solicitante en función de su situación económica y proceder, de este modo, a la asignación de prestaciones. Es decir, la Gerencia de Servicios Sociales, ha remitido 5.208 cartas solicitando estos datos para que estas personas puedan obtener su prestación.
  • Una vez conocida la capacidad económica de las personas dependientes, según la propia Ley de dependencia antes mencionada, se elabora el Programa Individualizado de Atención (PIA), y es necesario iniciar una fase de consulta para que el solicitante elija de entre las prestaciones adecuadas a su situación personal, aquella que más le interese. En estos momentos, hay 2.039 personas que han sido o están siendo consultadas y que en el momento en que comuniquen su elección definitiva accederán a la prestación correspondiente (atención residencial, cuidador profesional, cuidador del entorno familiar…).
  • Por último, son 4.186 los castellanos y leoneses que ya están percibiendo los servicios y prestaciones por dependencia.

LAS PRESTACIONES QUE ELIGEN LOS CASTELLANOS Y LEONESES

De acuerdo con la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, las prestaciones económicas tienen carácter excepcional y sólo procede cuando la persona dependiente no puede ser atendida por los Servicios Sociales. De las 4.186 personas que ya han recibido prestación por dependencia en Castilla y León, 3.030, (72,5%) han elegido permanecer en el centro en el que ya estaban siendo atendidos por los Servicios Sociales de la Comunidad; 844 (20%) son beneficiarios de la prestación económica vinculada a la adquisición de un servicio y 312 (7,5%) han elegido la prestación económica para cuidados en el entorno familiar.

COSTE DE LAS PRESTACIONES

Las 11.433 personas que en estos momentos tienen reconocida su situación de dependencia, y por tanto pueden acceder a los diferentes tipos de prestaciones, suponen un coste total anual de 294’5 millones de euros, de los cuales, el 24% lo aporta el ciudadano (72 M€), el 17% la Administración General del Estado (50 M€) y el resto, el 58’5% la Comunidad Autónoma, 172’3 millones de euros. Las 4.186 personas dependientes que en este momento están recibiendo servicios y prestaciones, suponen anualmente un coste total de 108 millones de euros. De estas 4.186 personas, todas aquellas que han justificado la percepción del servicio para el que se les ha concedido la prestación, ya están recibiendo, desde el mes de febrero, los pagos de las prestaciones económicas o servicios  correspondientes.

Se puede hacer también un análisis del coste por tipo de servicio y prestación:

  •  En relación a la atención en residencias, el coste promedio al mes de una plaza residencial es de 2.500 €, de los que los usuarios aportan de promedio el 20%, 500 € al mes. La Administración General del Estado, 350 de media y el resto, 1.650 €/mes lo aporta la Junta de Castilla y León.
  •  Prestaciones económicas: En estos momentos, hay dos tipos de prestaciones económicas reconocidas, la vinculada a la adquisición de un servicio y la de cuidados en el entorno familiar:
  1. Teniendo en cuenta que en Castilla y León se ha garantizado el pago de las prestaciones económicas con carácter retroactivo desde el momento en que la persona dependiente presentó su solicitud, en estos momentos los 844 beneficiarios de la ayuda vinculada a la adquisición del servicio residencial están recibiendo pagos correspondientes desde el mes de febrero, una vez hayan realizado su justificación. Las personas beneficiarias de esta prestación, recibieron, en caso de tener derecho al pago con carácter retroactivo, una media de 5.000 € en el primer pago, y desde ese momento están recibiendo un promedio de 610 € al mes.
  2.  Del total de las personas consultadas en el último mes y medio, 312 han elegido prestación económica para cuidados en el entorno familiar, y se les ha reconocido esta prestación. Para poder cobrar las cuantías que les corresponden, los beneficiarios deben acreditar que cumplen los requisitos exigidos por la normativa estatal en materia de seguridad social. Las personas que ya han acreditado cumplir estos requisitos, están recibiendo un promedio de 395 € al mes.

Todos estos datos, ponen de manifiesto que la puesta en marcha de la Ley sigue su curso en Castilla y León. A pesar de tratarse de una Ley compleja, y con financiación insuficiente, como se ha manifestado en repetidas ocasiones, está aplicándose en todas sus fases en nuestra Comunidad. Desde la presentación de solicitudes hasta el disfrute de las prestaciones, tanto de servicios como de ayudas económicas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.