La lenta recuperación del mercado de trabajo está empujando a muchos zamoranos a las rentas mínimas después de una vida vinculados al mercado laboral. Es el caso de los beneficiarios de la denominada Renta Activa de Inserción, una prestación reservada a los desempleados de larga duración, mayores de 45 años o que han agotado todas las prestaciones contributivas. En Zamora, más de un millar de personas depende actualmente de estos ingresos mínimos de 426 euros.

 

El recurso de las rentas mínimas es, cada vez más, el único ingreso que tienen muchos parados zamoranos. Es el caso de la Renta Activa de Inserción, una modalidad de prestación de desempleo reservada a aquellos que han agotado las otras a que han tenido derecho o para personas de cierta edad y que llevan tiempo en paro. En todos los casos, hay que acreditar un nivel reducido de ingresos de la unidad familiar. Según los datos oficiales, más de un millar de personas han visto reconocido su derecho cada uno de los tres últimos años a percibir esta renta, una cifra que ha ido en aumento a medida que la cobertura de prestaciones ha ido cayendo: solo el 50% de los parados en la provincia tiene derecho a una prestación contributiva. Actualmente, 9.300 de los más de 18.000 desempleados la cobran.

 

De hecho, la cifra de expedientes tramitados, de prestaciones aprobadas y de altas ha ido subiendo progresivamente. Así, si en 2011 se tramitaron 1.051 expedientes y se concedieron 876 prestaciones, en 2012 se llegó a las 1.317 peticiones y 1.030 prestaciones; en 2013, a fecha 30 de octubre, se superaban las 1.320 peticiones y las 1.079 prestaciones, con lo que la cifra a final de año podría aumentar cerca de un 20%.

 

Entre las pedidas y concedidas cada año, y las que van decayendo, la media de beneficiarios también ha ido subiendo. En 2011 eran 606 y ahora mismo superan las 800 (780 hasta octubre). Hay que recordar que esta prestación se concede por 11 meses y que, como máximo, se puede llegar a solicitar tres veces y tiene que pasar, al menos, un año entre prestación y prestación.

 

La cifra de beneficiarios de prestaciones de Renta Activa de Inserción ha ido creciendo a medida que la crisis y el aumento del desempleo sumaban meses al alza. Así, en enero de 2011 eran algo más de 155.000 personas los titulares de este tipo de prestación y, el pasado noviembre (último dato provisional) superaban los 254.000 en todo el país.

No hay comentarios