Manolo Escobar falleció el pasado 24 de octubre a los 82 años de edad en Benidorm (Alicante). Estuvo ingresado hasta pocos días antes de su muerte en un centro hospitalario de dicha localidad, para recibir tratamiento contra el cáncer que padecía.

La concurrida capilla ardiente se instaló el día 25 en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Benidorm. A su llegada al consistorio, el féretro con los restos mortales del artista fue recibido entre aplausos y gritos de "Viva Manolo" por centenares de personas que en esos momentos hacían cola para mostrarle sus respetos.

 

No hay comentarios