Es una décima menos que en enero, y el nivel más bajo en todo el periodo democrático.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se mantuvo sin cambios en febrero, lo que situó la tasa interanual en el 0,7%, la más baja del periodo democrático. En febrero de 2008, la tasa de inflación se situaba en el 4,4%.Se mantiene, por tanto, la tendencia de continuado descenso de la inflación que se viene observando en los últimos meses, si bien en febrero la moderación ha sido menos acusada que en meses anteriores.

En términos interanuales, la tasa de inflación se redujo una décima respecto a la registrada en enero. Las rúbricas que más contribuyen a explicar esta caída son los alimentos elaborados, los vehículos, los servicios de restauración y los seguros. El comportamiento de estos componentes compensa el efecto alcista de los carburantes y combustibles, los alimentos sin elaboración y el tabaco.

La energía tuvo una contribución positiva a la inflación de febrero. Respecto a este componente, cabe resaltar el aumento de los precios de los carburantes y combustibles, cuyo crecimiento interanual aumentó en 1,5 puntos porcentuales, hasta situarse en el -14,1%.

También mejoró en febrero la tasa de inflación subyacente, que se redujo en términos interanuales en cuatro décimas, y se sitúa en el 1,6%. El INE ha publicado también el IPC armonizado de febrero, que se situó en el 0,7% interanual. De confirmarse el dato adelantado por Eurostat, el diferencial de inflación con la media de la eurozona se situaría en el -0,5%, el más bajo desde nuestra incorporación al euro.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.