Los maestros japoneses Gyokuho Kato, calígrafo, y Kosei Takenaka, pintor, ofrecieron hoy una clase magistral a los alumnos de la Escuela de Arte de Zamora, donde desvelaron, durante más de tres horas, el arte de la pintura Sumi-e, de origen chino. Se trata de una aguada monocroma, que se expresa con un pincel y una barra de tinta que se diluye sobre una piedra o tintero con agua.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.