Los datos oficiales muestran una reducción de 1,7 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero en 2006, respecto al año anterior.

El jueves 13 de marzo, por la tarde, se comunicó preliminarmente a la Comisión Europea el Inventario de Gases de Efecto Invernadero de España con los datos oficiales de las emisiones en 2006. Las cifras reflejan una variación de 2,6 puntos, en 2006, respecto al año base 1990 (se redujeron de 52,1 a 49,5).
Por un error en el traslado de los datos, el viernes 14 de marzo se difundieron
cifras inexactas.
La reducción de las emisiones en 2006 respecto a 2005 fue de un 1,7 por ciento.
Se trata de la primera reducción significativa de las emisiones GEI desde la aprobación del Protocolo de Kioto.

Los datos oficiales muestran una reducción algo menor que las cifras estimadas en abril del año pasado en el Informe elaborado por el World Watch Institute de España y Comisiones Obreras. Cabe señalar que la cifra que adelantan el World Watch Institute y CC.OO., aproximadamente un año antes de darse a conocer el Inventario oficial, es la única estimación con la que cuenta el Gobierno hasta que se elabora el Inventario completo. Dicho Inventario preliminar no sigue en su totalidad la metodología establecida por Naciones Unidas y, en ningún caso, es base para determinar el cumplimiento o no de las obligaciones de España en el ámbito del Protocolo de Kioto.

LA SITUACIÓN HA MEJORADO EN EL CONJUNTO DE ESPAÑA

La reducción es fruto de las medidas adoptadas por el Gobierno en la lucha contra el cambio climático desde 2004 y es coherente con el cambio de tendencia observado en la intensidad energética.

El Inventario no solamente presenta los datos de los gases de efecto invernadero sino que también contiene otros gases contaminantes que afectan a la calidad del aire como son los óxidos de nitrógeno (NOx), el dióxido de azufre (SO2), los
compuestos orgánicos volátiles (COV), y el amoníaco (NH3).

Los resultados muestran que respecto a 2005 en SOx, NOx y COVs la situación ha mejorado en el conjunto de España, mostrando una bajada del 7%, del 3% y del 2,5%, respectivamente. Por su parte, el NH3, dentro de una clara tendencia de reducción en los últimos años, sin embargo, respecto de 2005, aumenta un 4% como consecuencia de los procesos del sector primario, esencialmente la agricultura.

El Gobierno ha trabajado durante la Legislatura recién terminada para reforzar la acción pública frente a la contaminación atmosférica y el cambio climático con el fin de alcanzar niveles saludables de calidad del aire. Por ello el año pasado se aprobó la Estrategia Española de Calidad del Aire y la nueva Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, que, entre otras medidas, fija que si se superan los niveles de contaminación, las CCAA y ayuntamientos deberán elaborar planes de reducción que serán determinantes en los instrumentos de planeamiento urbanístico y de ordenación del territorio.

Aunque 2006 fue un año de gran crecimiento económico en España y de aumento neto de la población, la eficacia de las políticas que el Gobierno ha estado poniendo en marcha empieza a mostrar efectos estables y consolidados de mejora de la situación ambiental. La aprobación en 2007 de la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, conteniendo un ambicioso Plan de Medidas Urgentes, supone haber establecido los instrumentos adicionales necesarios para intensificar la mejora de la situación de las emisiones contaminantes en España en los años futuros.

La aprobación formal del Inventario la realizará la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos en su próxima reunión.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.