La renovación parcial de los grupos no políticos de representación en los órganos de Gobierno de las cajas de ahorro de Castilla y León se producirá en diciembre de 2009 y no en el mes de junio, como estaba inicialmente previsto.El retraso se ha debido a una enmienda pactada que presentarán Partido Popular y Partido Socialista de Castilla y León a los Presupuestos Generales de la Comunidad de 2009, con el objetivo, de no “interferir” en el proceso de integración.

Estas elecciones afectan a los representantes de los impositores, las entidades generales, los empleados y las entidades fundadoras, que ya se renovaron en el año 2006, mientras que el segundo grupo es el integrado por los representantes políticos –Cortes regionales y corporaciones locales- y se renueva con las elecciones municipales y autonómicas.

Así, y aunque estas elecciones se celebran cada cuatro años, las cajas de ahorro de Castilla y León –Caja Duero, Caja España, Caja de Burgos, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Círculo- tuvieron que reformar sus estatutos para adaptarse a la nueva Ley de Cajas, momento en el que se pactó un plazo para renovar el denominado “grupo primero” que finalizaría en la primavera de 2009.

Con la propuesta consensuada por PP y PSOE, sin embargo, el mandato de los representantes de este grupo primero en los órganos de Gobierno de las entidades de ahorro de la región quedará prorrogado hasta la fecha de la asamblea general, que depende de cada caja –el límite es el mes de diciembre-, cuando se incorporarán los nuevos consejeros generales.

Y todo ello, sin perjuicio de los ceses que se produzcan por cumplir 12 años de mandato o por otras incompatibilidades, de manera que la siguiente renovación de este primer grupo tendrá lugar en el año 2013, por lo que el mandato de los consejeros que se incorporen el año que viene se verá reducido medio año.

No hay comentarios