La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Zamora pone sobre la mesa este jueves en una reunión extraordinaria el plan de bonificaciones para los impuestos locales que anunció el equipo de Gobierno a principios de mes, y como paso previo a su debate en el pleno. El Ayuntamiento plantea una modificación de las Ordenanzas fiscales que regulan los impuestos y las tasas por prestación de servicios con el objetivo fundamental de establecer un reparto más justo y más social de los tributos municipales.

 

En líneas generales, y según el Ayuntamiento, se moderarán  a la baja y se aplicarán  criterios de mayor progresividad para los impuestos con el fin de que “pague más quien más tiene”  mientras las tasas por prestación de servicios se modifican para corregir el déficit que está provocando el hecho de que el Ayuntamiento esté subvencionando, en altísimos porcentajes, la prestación de servicios.

 

Paralelamente se establece un amplio abanico de bonificaciones que por primera vez  incluyen importantes descuentos  para aquellas familias y colectivos con menos recursos que podrán beneficiarse de hasta un 50% de reducción en tasas como la basura. Se establece el fraccionamiento para el pago de aquellos tributos que suponen un mayor esfuerzo a los ciudadanos con el fin de facilitar el abono de los recibos.

 

La decisión del equipo de Gobierno afecta a la tasa de alcantarillado, a la de basuras y a la de suministro de agua; todas ellas tendrán bonificaciones, pero también se hablará sobre los vados de las cocheras y de la modificación de la ordenanza del transporte urbano. La actuación en la tasa de basuras tiene que ver con la neceidad de corregir el importante déficit que este servicio genera al Ayuntamiento y que tiene un coste anual de 4.279.000 euros. El Ayuntamiento seguirá subvencionando el 30% del coste del servicio, mientras los usuarios aportarán el restante 70%.

 

 

No hay comentarios