Un final de infarto, así podríamos definir el partido que enfrento ayer a la selección de Alemana y Turca. Ambas selecciones jugaron bien, los turcos cayeron con honor, por dos veces empataron el partido. A diez minutos para el final del encuentro los otomanos empataron y todo parecía indicar que el encuentro se decidiría en la prologa, pero Lahn dijo la última palabra y sentencio el encuentro en el tiempo de descuento (92’). La desolación de la afición turca contrasto con la felicidad de los seguidores alemanes que esperan ya al otro equipo finalista que saldrá del choque entre España y Rusia que se juega hoy a las 20:45 horas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.