La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarrollado hoy un amplio dispositivo policial que ha permitido la total desarticulación de la organización criminal denominada “Tambov/Tamboskaya” mediante una serie de detenciones de miembros vinculados a ella así como registros domiciliarios y de empresas ligadas de una u otra forma con la misma. La operación ha estado dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número Cinco de la Audiencia Nacional, asistido por tres fiscales adscritos a la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada.

En total, se han producido 20 detenciones en Málaga, Madrid, Palma de Mallorca y Alicante y se han desarrollado una treintena de registros, en los que se ha intervenido hasta el momento documentación y efectos esenciales para demostrar que las empresas investigadas son utilizadas para “blanquear” el dinero procedente de las actividades ilícitas realizadas por los integrantes del grupo desmantelado, principalmente en su país de origen, la Federación Rusa.

La organización desarticulada, está considerada mundialmente como una de las cuatro más importantes y pertenece a la denominada “mafia rusa”. Actualmente, utilizaban España como lugar de residencia de sus máximos dirigentes y como base logística para el blanqueo de capitales procedentes de sus actividades ilícitas, ejecutadas principalmente en Rusia (concretamente la zona de San Petersburgo) pero extendidas a otros países de la órbita de la antigua URSS. Entre dichas actividades destacan las extorsiones, secuestros, asesinatos por encargo, etc.

Más de dos años de investigación

Las investigaciones que han permitido desarrollar esta operación, denominada “Troika”, se iniciaron en su fase plenamente operativa por parte de la Comisaría General de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía y por el Servicio de Información de la Guardia Civil hace aproximadamente dos años. En ellas han colaborado diferentes Unidades del Cuerpo Nacional de Policía, Servicios de Información de la Guardia Civil, de la Jefatura y de la Zona de Baleares y Unidades Adscritas a la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada (en lo relativo a documentación económica gestionada por la Agencia Tributaria y el Ministerio de Economía y Hacienda).

Los investigadores en principio establecieron como objetivo central de las pesquisas las actividades de cuatro de los principales detenidos que, en España, estaban al frente de la organización, y ostentaban también el grado de “Vor z Konen”, máxima autoridad criminal en el fenómeno denominado “mafia rusa”.

A partir de ahí, los expertos policiales ampliaron el círculo de los investigados a medida que se establecía que dicha organización había implantado una estructura financiera importante, a través de la cual procedían, de forma sistemática, al blanqueo de los capitales ilícitos que conseguían con sus actividades en los diferentes países en los que se asienta, lo que les permitía comprar inmuebles, crear empresas “pantalla” y mantener un nivel de vida muy alto.

Se da la circunstancia de que uno de los “jefes” criminales investigado ya había sido detenido en la operación “Avispa” y se encuentra en España en libertad provisional, pendiente de ese procedimiento judicial. Dicho individuo, en estos últimos meses, había reorganizado su “estructura” financiera oculta de forma que le permitía seguir con un nivel de vida muy elevado a pesar de tener intervenidos todos sus bienes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.