La Junta Mayor de Semana Santa acabó con la polémica en León y anunció que las cofradías y hermandades de la ciudad no portarán el polémico lazo blanco en las procesiones para protestar por la aprobación de la Ley del aborto. Con “respeto” hacia la decisión tomada en otras ciudades españolas, la Junta Mayor considera que las propias procesiones son, en sí mismas, “un acto de proclamación del triunfo de la vida sobre la muerte”, por lo que no creen necesario “manifestar de otro modo su postura a favor de la vida humana”. A través de un comunicado con el que se quiso zanjar la polémica surgida en los últimos días, la Junta Mayor de la Semana Santa leonesa aclaró que las cofradías y hermandades “son asociaciones públicas de fieles católicos en sintonía con el magisterio de la Iglesia”, motivo por el que “están a favor de la vida humana desde su concepción hasta su fin natural”, y por lo tanto en contra del aborto. La Junta Mayor declaró que secundarán la iniciativa de la Conferencia Episcopal Española y que emplearán las procesiones como “acto de proclamación del triunfo de la Vida sobre la muerte, puesto que culminan en la fiesta de la Resurrección”, aclararon.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.