Representantes de las consejerías de Educación y Cultura han informado hoy los responsables de las Federaciones de Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS) públicas y privadas de Valladolid de la situación actual del deporte escolar y de los datos recogidos sobre las contraprestaciones de los monitores deportivos  que ejercen su labor en los clubes y en las propias asociaciones.

En el encuentro, celebrado esta tarde en la Dirección Provincial de Educación de Valladolid y al que han acudido técnicos de las dos consejerías, del Ayuntamiento y 4 representantes de las AMPAS, se analizó la problemática surgida en el deporte escolar de Valladolid desde que la Inspección de Trabajo ha anunciado su intención de regularizar laboralmente la situación de los monitores deportivos.La Junta informó en la reunión de la situación legal del deporte escolar, que fue delegado a los ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes y a las Diputaciones mediante dos decretos de ámbito autonómico en los años 1992 y 1996. Desde entonces la Administración transfiere cantidades económicas a los ayuntamientos de Castilla y León, que han organizado, según sus propios criterios, el deporte escolar con diferentes modalidades de gestión.

En los últimos 5 años, la Junta ha subvencionado al Ayuntamiento de Valladolid con más de 750.000 euros para el deporte escolar en la ciudad. Las diferentes competiciones deportivas se han desarrollado con normalidad hasta finales del pasado año, cuando tras una inspección del Ministerio de Trabajo se detectaron algunas situaciones laborales anómalas entre los monitores deportivos en lo que respecta a sus cuotas de cotización.

Como alternativa a las sanciones administrativas, la Inspección de Trabajo decidió poner en marcha un proceso de regularización que tendrá carácter retroactivo al inicio del presente curso escolar en octubre de 2007. El inicio de este proceso ha sido la recogida de información sobre la situación concreta de cada uno de los monitores deportivos que ejercen en su tarea en Valladolid.

REUNION EL DIA 15
Desde el pasado mes de diciembre, responsables políticos y técnicos de la Junta han mantenido 10 reuniones, unas entre las instituciones públicas implicadas y otras con las AMPAS, para buscar fórmulas que solucionen el conflicto surgido. En el primer encuentro, las AMPAS se comprometieron a aportar información sobre sus monitores que sería recogida por la Junta y transmitida a la Inspección de Trabajo para determinar las regulaciones laborales correspondientes.

Tras el encuentro de hoy, los responsables de la Junta y de las AMPAS han decidido mantener un próximo encuentro el martes 15 de abril, al que se invitará a representantes del Ministerio de Trabajo.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.