El Consejo de Patrimonio Histórico, reunido hoy en La Rioja, ha propuesto la candidatura del Yacimiento de Siega Verde ante la UNESCO para su inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial. La Consejería de Cultura y Turismo, presente en esta reunión, ha conseguido que esta candidatura haya pasado el corte frente a otras opciones presentadas desde otros territorios españoles.

La  Junta de Castilla y León ha presentado en el Consejo de Patrimonio de España reunido en Haro (La Rioja), bajo la presidencia del Director General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, la candidatura de la estación rupestre de Siega Verde (Salamanca) a la Lista de Patrimonio Mundial como ampliación de la declaración de los yacimientos rupestres paleolíticos del Valle del Côa (Portugal) declarados Patrimonio Mundial por UNESCO en 1998.

La opción de Siega Verde ha sido defendida en la reunión por la Consejería de Cultura y Turismo que, finalmente, ha conseguido que los miembros del Consejo de Patrimonio Histórico optaran por ella de forma unánime. La selección de esta candidatura supondrá que antes del 1 de febrero de 2009 el Ministerio deberá trasladarla al Comité de Patrimonio Mundial, donde será objeto de estudio por los evaluadores de ICOMOS. Si la valoración es favorable, en 2010 durante la reunión del Comité se produciría la inscripción del Yacimiento de Siega Verde en la Lista de Patrimonio Mundial.

La Consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, en su comparecencia ante la Comisión de Cultura y Turismo de la Cortes de Castilla y León en 2007 ya manifestó su compromiso de seguir impulsando nuevas candidaturas en lo referente al Patrimonio Mundial, entre las cuales está la del “Arte Rupestre Paleolítico al aire libre de Siega Verde” en Salamanca, como ampliación de los grabados portugueses del Côa. Ayer mismo, en la comparecencia de los presupuestos para 2009, la Consejera destacó los 175.000 € consignados para el próximo año y que se encargarán del acondicionamiento del Aula Arqueológica de Siega Verde.

ESTACIÓN RUPESTRE DE SIEGA VERDE (SALAMANCA)

Esta concentración excepcional de grabados rupestres de Paleolítico Superior (de 22 000 a 10 000 años a. C.), única en el mundo a tal escala, constituye el ejemplo más notable de las primeras manifestaciones de la creación artística humana.

La inclusión de Foz Coa en la lista de Patrimonio Mundial se basa en los siguientes criterios:

  1. Constituir una muestra excepcional del genio creativo en el inicio del desarrollo cultural del Hombre.
  2. Poner en evidencia, de manera completamente excepcional, la vida social, económica y espiritual del primer antepasado de la humanidad.
  3. La propuesta de ampliación que va a presentarse ante la UNESCO se justifica en base a tres grandes apartados.
  • Completa el conocimiento de la diversidad de las representaciones iconográficas de la fauna paleolítica en el occidente de la Península.
  • Completa el conocimiento de las fases intermedias de la secuencia crono-estilística del arte paleolítico en el interior peninsular.
  • El estudio y comparación entre ambos conjuntos rupestres posibilita profundizar en el conocimiento de las relaciones “tribales” y económicas de los primeros grupos cazadores.
  • La nueva zona permite superar los límites artificiales de los Estados y nos encuadra las relaciones del hombre con el territorio.
  • Los responsables administrativos de los yacimientos disponen de acuerdos de colaboración para desarrollar una  gestión conjunta y relacionada.

Además, Siega Verde, como ampliación de los yacimientos del Côa:

  1. Explica la excepcional concentración de grabados rupestres paleolíticos en un espacio natural que no político/administrativo.
  2. Permite completar el conocimiento del proceso creativo abstracto de los primeros antepasados del hombre moderno.
  3. Explica las relaciones sociales, económicas y simbólicas de aquellos primeros pobladores.

Siega Verde se localiza en el paso natural del río Agueda lo que permite el transito de la meseta al interior de la de las tierras portuguesas, entre dos grandes espacios de relieve destacado: los Arribes del Duero y la sierra de Peña de Francia, a través del corredor de Ciudad Rodrigo. Este paso fue utilizado por el hombre del paleolítico seguramente siguiendo a las grandes manadas que transitaban este territorio en busca de pastos y a los depredadores que seguían a los grandes herbívoros. En este sentido el yacimiento salmantino explica los movimientos y relaciones entre aquellos primeros grupos cazadores que transitaban nuestro territorio y su explicación y compresión se sustenta en la existencia del vecino conjunto del Côa, al igual que la de aquellos se complementa y entiende con la existencia del conjunto de Siega Verde.

La propuesta fue presentada en el seno del Consejo con la participación de la Directora del Parque Arqueológico del Côa en Portugal, Alexandra Cervera Lima.

La Junta de Castilla y León viene gestionando este espacio arqueológico desde su declaración como BIC en 1998 y cuenta con la colaboración de los ayuntamientos del entorno de Ciudad Rodrigo a través del grupo de Acción Local  ADECOCIR.

Así mismo, mantiene un trabajo de gestión continuada con los responsables del yacimiento portugués, y fruto de ello es una nueva solicitud conjunta de acceso a financiación de los Fondos Estructurales de la Unión Europea para desarrollar propuestas de gestión y difusión conjuntas en el próximo cuatrienio.

El dossier se remite ahora al Comité del Patrimonio Mundial para su estudio.

Si los yacimientos rupestres de Siega Verde lograran en 2010 ser incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial, Castilla y León pasaría a tener 8 Bienes Patrimonio de la Humanidad declarados por la UNESCO. Siega Verde podría unirse a la catedral de Burgos, las ciudades de Ávila, Salamanca y Segovia, las Médulas, el Camino de Santiago y los yacimientos de la Sierra de Atapuerca.

No hay comentarios