El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, tal y como se comprometió en su visita a las zonas afectadas tras el incendio, ha manifestado que "la Junta de Castilla y León pretende con esta medida que todos los ganaderos de Villardiegua y Villadepera tengan pastos suficientes para la alimentación de sus animales y, al mismo tiempo, cuenten con superficie suficiente para la justificación de las ayudas de la PAC vinculadas a la superficie forrajera".

La Delegación de la Junta ha recordado que el artículo 92 de la Ley de Montes establece que "los aprovechamientos ganaderos y cinegéticos que hayan sido objeto de un incendio quedarán suspendidos de manera automática y sin derechos a compensación durante un periodo de cincos años en los terrenos afectados".

Sin embargo, y como también establece el mismo artículo, "la Consejería competente en materia de montes podrá autorizar el levantamiento de dicha suspensión cuando acredite la compatibilidad de los aprovechamientos con la regeneración del monte y con la restauración del hábitat y supervivencia de las especies de fauna y flora".

RESOLUCIÓN

Los ayuntamientos de Villardiegua y Villadepera solicitaron a la Junta de Castilla y León el levantamiento de la suspensión tras el incendio, apoyados por numerosos ayuntamientos de la comarca de Sayago.

Ante esta solicitud, el Servicio de Medio Ambiente ha analizado el caso y ha levantado la suspensión debido a las características del incendio en cuanto a origen, evolución, comportamiento de los vecinos de las localidades, tipos de terreno afectado y otra serie de aspectos.

También ha tenido en cuenta que la regeneración puede ser adecuada en los terrenos afectados, con una climatología en estos momentos favorable y que la restauración del hábitat puede ser totalmente normal.

Los terrenos de Villardiegua y Villadepera en los que se autoriza el levantamiento de la suspensión de los aprovechamientos ganaderos son en los que pastaba el ganado habitualmente. Este terreno ocupa una extensión de 2.270 de las 2.500 hectáreas que quemó el incendio.

La superficie excluida se sitúa a ambas orillas del río Duero, zona con unas características especiales debido a su flora y unas pendientes elevadas que hacen difícil el pastoreo. Además, las zonas excluidas coinciden con las de uso limitado del Parque Natural de Arribes del Duero.

No hay comentarios