El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) intervino en Zamora 29 camiones cargados de madera de pino procedentes de Portugal que no cumplían los requisitos para garantizar que la mercancía esté libre de la plaga del nematodo, según informó hoy la Subdelegación del Gobierno.   Un empresario portugués, titular de dos empresas del sector, fue detenido como presunto autor de un delito contra la flora y la fauna y otro de falsificación documental, ya que presentó permisos falsificados de carga y porte.

   En los 29 casos, la Guardia Civil detectó que la madera transportada, en distintos formatos, no cumplías las medidas sanitarias establecidas. En seis casos, además, comprobó que los justificantes de porte y carga habían sido falsificados. Sólo en uno de los casos la carga del camión fue destruida por los técnicos, después de tomar muestras para ser analizada.

   Las intervenciones de madera procedente de Portugal es consecuencia de que, desde junio del año pasado, todo el país quedó incluido como zona afectada por el nematodo de la madera de pino, lo que aumentó el riesgo de contaminación de esta plaga en los montes de España y, preferentemente, en las provincias fronterizas, donde el riesgo es mayor.

   Desde ese momento, toda la madera procedente de Portugal debe cumplir una serie de requisitos documentales de acuerdo con la legislación de la Comisión Europea.  La madera ha de recibir tratamiento adecuado de manera que no pueda ser portadora del nematodo.

   Desde el pasado mes de noviembre, en colaboración con los técnicos de Sanidad Forestal y Guardería Forestal de la Junta de Castilla y León, todas las unidades del Seprona de Zamora empezaron a hacer inspecciones para evitar el paso de camiones por los distintos puntos fronterizos de la provincia, cuando transportaban madera sin el tratamiento obligatorio.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.