El presidente de la Diputación Provincial de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, ha presentado este jueves el presupuesto de la Institución para el año 2014, que incluye una partida de ingresos de 61,5 millones de euros, y unos gastos de 60,6 millonesAsí lo ha expuesto Martínez Maíllo, quien además ha recordado que en la Diputación cuenta con 15 millones de euros de remanente que, aunque no están incluidos en los presupuestos, sí se invertirán durante los próximos meses, según ha recogido Europa Press.

 

Por lo que se refiere a los ingresos, es una cifra inferior a la anterior, un 1,2% menos, mientras que los gastos suponen 400.000 euros más que año anterior (un 0,6 por ciento más), por lo que el presupuesto tiene un superávit de 914.862 euros. Martínez Maíllo ha calificado el documento presentado como "inversor" y ha querido desgranar algunos de los aspectos más importantes de este presupuesto que, al contrario que en 2013, no ha sido acordado con partidos de la oposición aunque el presidente ha asegurado que ofrecieron las negociaciones.

 

De este modo, el presidente provincial ha indicado que se mantienen los servicios públicos esenciales que presta la Diputación y se mantienen las aportaciones tradicionales, mientras que para los colegios se separan dos partidas; mantenimiento con 60.000 euros financiados por la Diputación, y el convenio con la Junta de 120.000 para reparación y vigilancia. Asimismo, han anunciado que se mantendrán los servicios sociales básicos en el medio rural y han destacado el ámbito de las inversiones.

 

Respecto a los Servicios Sociales, se mantiene el presupuesto de 15 millones de euros destinados a los servicios sociales básicos que la Diputación presta en el medio rural, tales como la ayuda a domicilio, la teleasistencia domiciliaria, comedores sociales, ayudas de urgente necesidad (que ha tenido que doblarse) guarderías, transporte social… Sobre este asunto el presidente de la Diputación aclaró que una cosa es quien presta el servicio y otra quien lo paga, y aunque una parte los sufraga la Junta, la Diputación pide que lo pague íntegramente quien tiene la competencia y quien debe ejercerla.

 

Igualmente se mantienen todos los servicios públicos en la provincia: mantenimiento de colegios del medio rural (otra competencia impropia), subvenciones a las D.O, Alimentos de Zamora, arreglo de iglesias a través de los convenios con los Obispados, ayudas al pequeño comercio de la provincia y un convenio con la Guardia Civil para el arreglo de los cuarteles. Asimismo, se mantendrán las subvenciones destinadas al sostenimiento de los diez consorcios a los que contribuye la Diputación, como Consorcio de Incendios, de Residuos, UNEC, Ifeza y FRAH, entre otras, .

 

Entre otras partidas están los nueve millones, entre 2014 y 2015, para el Plan de Obras Bianual, además de las subvenciones directas a Benavente, Toro y Morales del Vino. Además, Fernando Martínez Maíllo ha destacado el mantenimiento del Plan de Empleo Provincial, complementario al de la Junta, que se ha incrementado en un 50 por ciento hasta llegar a 1,5 millones de euros. Fernando Martínez Maíllo ha recordado que este documento se llevará a pleno, pero antes se presentará ante el Consejo de Alcaldes, y ha subrayado la ausencia de "recortes y ajustes".

No hay comentarios