La empresa societaria Biocarburantes y Energias Renovables, S.L (Bioser) proyecta una inversión directa de aproximadamente 150 millones de euros y perspectivas de generar empleo por valor de 800 puestos de trabajo directo y 13.000 puestos de trabajo indirectos.

La biorrefineria ya que se encuentra en fase de busqueda de inversores y financiación ya ha mantenido contactos con la Junta de Castilla y León que ha respondido positivamente al proyecto, también se han reunido con el Gobierno central, y agricultores de la comarca de Benavente. La empresa producirá biocombustibles, piensos y demás derivados a partir de remolacha, muy abundante en la zona, con la ventaja de que al no ser este un producto que repercuta directamente en el canal alimentario la incidencia en los precios de este sector no se verán afectados directamente. Se creé que el uso de remolacha alcalígena no tendrá consecuencias en los precios de la alimentación, aunque cabe recordar que si los agricultores destinan todos sus campos al cultivo de la remolacha, dejarán de producir otros cereales o maíz y un descenso de la oferta ante una demanda creciente si podría producir un encarecimiento del precio del cereal o el maíz.

La refineria contará además con una planta eólica, una planta solar y una zona de filtros verdes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.