Desde damas de alta cuna con las rodillas atadas para no romper el traje en La Rambla hasta pálidas musas del Romanticismo con serios problemas para respirar bajo el corsé, comer o sentarse. Las mujeres de Barcelona no fueron ajenas a los represivos rigores de la moda femenina en los siglos XVIII, XIX y XX y su liberación de elementos como el miriñaque, el polisón, el corsé o la cotilla …

No hay comentarios