El Informe de 22 páginas de la Oficina Europea Contra el Fraude tiene una recomendación final tan demoledora que IU exige la máxima responsabilidad política al Concejal de Medioambiente y responsable directo de la obra. “El presente control realizado al beneficiario (…) ha puesto de manifiesto irregularidades ya especificadas en los resultados y en las conclusiones del presente informe (apartados 3 y 4 anteriores). Estas irregularidades vienen a sumarse a las puestas de manifiesto en el control realizado por la Dirección General de Fondos Comunitarios a que se hace referencia en el punto 1 de este Informe.

Por otra parte debe tenerse en cuenta que el documento clave sobre el que gira toda la ejecución del proyecto, las certificaciones de obra) presentan en este caso unas irregularidades de tal gravedad (trabajos declarados como ejecutados y pagados pero no realizados) que llevan a este equipo de control a dudar sobre cuál ha sido la obra realmente ejecutada. Atendiendo a todos estos elementos el equipo de control propone el reintegro de la totalidad de la ayuda concedida y pagada por el FEDER hasta el momento del control por un importe de 1.261.248,47 €, sin perjuicio de otras posibles responsabilidades penales a que el presente informe pueda dar lugar y en que haya podido incurrir el beneficiario”Hay que recordar que el Alcalde Antonio Vázquez y el Concejal de Medio Ambiente acusaron al Concejal de IU cuando se dio la noticia el 24 de mayo de mentir. Ahora el Concejal Feliciano Fernández debería asumir la recomendación de la OLAF como una invitación a dimitir debido a que por su actuación, y la del anterior Alcalde, el Ayuntamiento de Zamora va a perder 1,2 M€ (200 millones de pts.El desglose de las irregularidades que IU considera más importe es el siguiente:

  1. Plantaciones de árboles y arbustos (pag. 15, 16, 19,20 y 21)
  2. “Se puede comprobar que la superficie real plantada respecto de la superficie de actuación (52,56 Ha.) ha sido de 17 Ha. (32,95 %). (…) Si comparamos las certificaciones de obra aprobadas y pagadas con la documentación aportada por el beneficiario (plano nº 2Estado de Repoblación – Febrero 2004, plano nº 3 estado de repoblación año 2006 y nº 4 plantación lineal de árboles en paseos), observamos que el beneficiario ha certificado gastos por un importe de 220.121,05 € en las zonas 01, 02, 03, 04, 06, 07 y 08 pero, sin embargo, las zonas 01 (6,76 Ha.), 04 (6,49 Ha.) y 07 (12,20 Ha.) no aparecen en dichos planos.

Los importes que han sido certificados y pagados por cada una de estas zonas son 12.562,35 €, 14.627,16 € y 23.111,56 €, respectivamente”.(pag. 15) · “Asimismo, en los planos nº 2 y 3 aportados por el beneficiario relativos al estado de la repoblación en Febrero de 2004 y en el año 2006 se puede comprobar que el mismo es malo en las zonas de actuación 02,03, 08 y parte de la 06 (14,02 Ha. De la superficie real plantada de 17,32 Ha.) en Febrero de 2004, no variando la situación en el año 2006, antes bien, de acuerdo con lo manifestado por el representante del Ayuntamiento se produjeron incendios en ese intervalo de tiempo en la zona 06 (Las Vistillas) que quemaron una extensión de 1,32 Ha. Que se encontraban en buen estado de repoblación. Esta última justificación que se da por el Ayuntamiento para presentar una propuesta de reforestación del proyecto “complementario” en agosto de 2004 en esa zona que ya había sido contemplada en el proyecto inicial (…) este equipo de control ha verificado que existen pequeños árboles en esta zona que no fueron quemados, lo que permite dudar de la extensión de estos” (pag. 16). · “Por lo que se refiere a la reforestación de la ladera Este (zona 06) y, tras la inspección ocular de la misma, ésta es casi nula y no alcanza en el momento de realizar el presente control el volumen de plantaciones que se había previsto inicialmente (2.000 unidades de pies arbustivos, 2.698 pinos y 1.050 quercus” –encinas- (pag.21). La OLAF no da cifras en la zona de Las Vistillas, sólo dice que la plantación “es casi nula”. La certificación final afirma una gasto en la zona 06 de 24.500 €. Estimando una plantación del 20 %, lo cual sería ser muy generosos, se estimaría un fraude de unos 20.000 €Todas estas cuestiones fueron denunciadas por IU primero en el Ayuntamiento, y después al no tener respuesta en la OLAF. Incluso creemos que la OLAF ha realizado una inspección demasiado benévola al considerar que faltan plantaciones por valor de 50.301 €

Sobre la dirección de obra y control de calidad que suponen el 1 % + el 5 % de la factura final
.
· “No debe ser gasto elegible a efectos de cofinanciación los de control de calidad y los dirección de obra ya que estas funciones son llevadas a cabo por un funcionario del Ayuntamiento, y no por la empresa adjudicataria” (pag. 20) “Los gastos ascienden a 13.373,15 € y 67.534 € respectivamente” (pag 13) Es incomprensible y hasta extremadamente sospechoso que después de tener el Informe de la OLAF la Alcaldesa de Zamora desde el 2 de julio de 2007 no haya reclamado a la UTE Ferrovial- Agroman estas cantidades que se pagaron de forma indebida y sin que mediara prestación de trabajo alguna, ya que quien realizó el trabajo fue un funcionario del Ayuntamiento de Zamora. 

  1. Numerosas irregularidades en la tramitación de las certificaciones

· Existen 24 unidades de obra ejecutada que ya aparecían certificadas y pagadas en 2002 y 2003 y que aparecen en la Certificación acumulada nº 11 y final de diciembre de 2004 con una descripción diferente. Cabe destacar dos: o El pavimento “tennisquick” en color verde resistente a la intemperie (…) ha sido en realidad ejecutado en hormigón liso coloreado en rojo mediante pintura “expoxi”. En las fotografías en anexo se verifica que es diferente lo ejecutado de lo certificado y pagado, no siendo apto para su uso a tenor de las deficiencias de que adolece” (pag. 19) o “La “reparación de viales –carril bici- mezcla bituminosa” (…) el beneficiario admite que se ha cambiado el espesor de la capa y el material empleado. Este equipo de control ha confirmado que su estado actual no es bueno ya que en muchos casos la pintura ha desaparecido” (pag. 19) Estas unidades de obra fueron denunciadas junto con otras muchas por el Grupo de IU. En realidad la OLAF detecta hasta 24 unidades de obra certificadas que no coinciden con la realidad final de la obra. Ante las explicaciones que ofrece el Ayuntamiento de que en realidad se habían cambiado para mejorar el producto final la OLAF dice: “Para este equipo de control es difícil comprender la explicación de la dirección técnica de que variando la calidad del material empleado en las modificaciones realizadas no cambie el precio de la obra ejecutada en relación al presupuesto inicial, manteniéndose constante el importe total de la ejecución. En todo caso, la conclusión más relevante que se deduce de la existencia de estas variaciones es que las certificaciones de obra emitidas en los años 2002 y 2003 recogían unidades de obra cuya descripción no coincidían con la realidad” (pag 20) IU advirtió antes de denunciar a la OLAF. Por lo tanto sólo hay dos responsables de tener que devolver el dinero (o en su caso reinvertirlo: Antonio Vázquez y Feliciano Fernández)

  1. Algunas correcciones que se realizaron en la certificación nº 11 a partir de la primera denuncia en el Ayuntamiento del Grupo de IU

· “La certificación nº 11 no sólo recoge unidades de obra “modificadas” (apartado anterior), también incluye una reducción de la ejecución de la obra, concretamente cuatro unidades de obra (ver cuadro 12 del presente informe)” Se refiere la OLAF a la clara rectificación que hace el Ayuntamiento de algunas unidades de obra cuando IU denuncia en el Ayuntamiento la disparidad existente entre la certificación 10 y la realidad de la obra. Se intentó arreglar algo la situación, pero fue tan insuficiente el intento que es por lo que IU denuncia finalmente el caso ante la OLAF tal y como reconoce el propio organismo europeo. Este intento de “arreglo” por parte de la dirección de obra reduce los pagos finales en 6.739 €, reduciendo el vallado metálico del aparcamiento de la N-122, los alcorques del aparcamiento de la N-122, los adoquines de celosía, y las rejillas sumidero del aparcamiento anterior, todo ello denunciado en el Ayuntamiento por IU.Con todos estos datos la OLAF concluye que hubo “irregularidades de tal gravedad (trabajos declarados como ejecutados y pagados pero no realizados” que llevan a los investigadores a “dudar sobre cual ha sido la obra realmente ejecutada”. Por ello “se recomienda la devolución de la totalidad de la ayuda 1.261.248 € sin perjuicio de las responsabilidades penales en que se haya podido incurrir

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.