El subdirector general del Instituto del Patrimonio Cultural de España también ha visitado hoy jueves las obras de restauración de cuatro bodegas tradicionales de la localidad de Toro, con el fin de garantizar su conservación y acondicionarlas para la visita pública.

 

Las cuatro bodegas son de titularidad pública y están situadas dentro del casco urbano. El Instituto ha invertido en estos trabajos 838.667 euros, los cuales constituyen la segunda intervención en bodegas públicas en el municipio de Toro tras la actuación efectuada entre 2009 y 2010 en la antigua bodega de la Casa Consistorial, con un coste de 232.750 euros.





De las cuatro bodegas restauradas, la mejor conservada pertenece al antiguo palacio de los Condes de Requena, que alberga actualmente la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Toro. Las restantes bodegas intervenidas son la del antiguo Hospital General, ahora transformado en residencia de ancianos, la del palacio de la fundación Valparaíso-Sevillano y la de la Hermandad de Labradores, que se encuentra bajo el edificio de la Cámara Agraria y en la que se han podido recuperar todos los espacios destinados a la producción tradicional del vino, desde el lagar, hasta la prensa o el sistema de vertido.





Además de las labores de consolidación y restauración de los muros y bóvedas de las bodegas, se han adecuado los accesos para las visitas y se han rehabilitado los sistemas de ventilación. Muñoz ha recordado que estos trabajos "forman parte también de la recuperación de un patrimonio que no solamente está compuesto por catedrales y murallas y que podrá ser visitado, con los beneficios que ello conlleva para el turismo de la zona".

No hay comentarios