La cremación de todas estas drogas se realiza en hornos especiales de un centro de tratamiento de residuos ubicado en el Principado de Asturias, que presta este servicio a prácticamente todo el Estado, ya que la mayoría de estas sustancias requieren de esa especialización. El traslado de la droga también se ha realizado en contenedores especiales y con las medidas de seguridad adecuadas.

 

El envío corresponde a 55 alijos judiciales, registrados por la Unidad de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno en Zamora, y que suman 57,42 kilogramos de sustancias. Con las sustancias destruidas en otro envío el pasado 21 de marzo (28,98 kiloa), durante lo que va de 2013 se han incinerado en Asturias 86,4 kilos de droga decomisada en Zamora.

No hay comentarios