La muy cercana celebración de Elecciones Municipales centra a nuestro Alcalde en una febril actividad de inauguraciones sin sentido. Nunca antes se había inaugurado la llegada de la Navidad, pero este Equipo de Gobierno, tras un balance “in albis” de todo su mandato, nos sorprende con la inauguración del alumbrado de navidad, como si de la prestigiosa Feria de Abril sevillana se tratara. Llegados a este punto, con la llegada de la primavera, mucho nos tememos, que el Alcalde nos sorprenda con la inauguración de la llegada de las flores o de todos y cada uno de los nidos de golondrinas distribuidos por la ciudad. Algo tendrá que vendernos tras cuatro años de mandato, no solo van a ser subidas de impuestos y dietas del PLB.

A pesar de lo ceremonioso y fastuoso de la inauguración, únicamente de cara a la galería y para la foto del Alcalde y la Concejala de turno, lo cierto es que la falta de previsión, la improvisación y la ausencia de proyecto, han hecho que las luces navideñas se pusieran de cualquier manera, lo que importa al Alcalde es que la gente vea el bulto y cantidad, nada más. Así, se han colgado las instalaciones luminosas en cualquier saliente, prominencia o cable que hubiera a mano y, en algunos casos, como en la calle Camino de Santiago se sujetaban a un tendido de telefonía y televisión por cable, viniéndose todo al suelo a las pocas horas. Eso si, nos han dicho que las horas que estuvieron colgadas quedaron preciosas, pero ya no se han vuelto a poner.

Ante este alarde de afición luminotécnica, tal vez nos sorprendan con bombillas en las muchas farolas fundidas que no alumbran nuestra ciudad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.