El Ayuntamiento de Zamora ha vuelto a dar su respaldo a las víctimas de la violencia de género con una serie de actos sencillos, pero emotivos, en los que se ha resaltado lo expuestas que siguen las mujeres a sufrir la violencia de género en nuestra sociedad. Como cada año, el consistorio ha sido escenario de un homenaje que ha estado compuesto del discurso de la alcaldesa, la lectura del manifiesto y un bonito acto simbólico en el que alumnos de un centro escolar zamorano han depositado en un jarrón una flor por cada una de las 45 mujeres que han muerto este año a manos de sus maridos o parejas.

 

La alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, ha destacado que desgraciadamente todavía el 70% de las mujeres va a verse expuesta a un caso de violencia de género a lo largo de su vida, "una cantidad que asusta y que se asemeja a fenómenos tan graves como el terrorismo". A pesar de la mejora de las cifras de denuncias y la importante respuesta por parte de las administraciones y la sociedad, el caso es que todavía no hay una mejoría real en los casos. La presión económica o las amenazas mantienen a muchas mujeres cerca de sus maltratadores. 

 

Valdeón lamentó que, desde que en 2003 se empezaron a contabilizar los casos de manera sistemáticas, 703 mujeres han muerto víctimas de la violencia de género, algo que considera inaceptable. En su discurso, la alcaldesa ha resaltado el hecho de que la corporación municipal mantiene un minuto de silencia en su convocatoria mensual cada vez que se ha sumado una nueva víctima, "llevamos haciéndolo mucho tiempo, pero para nuestra desgracia no ha habido uno en el que no hayamos tenido que hacerlo".

 

Tras el discurso de la alcaldesa, dos alumnas del instituto La Vaguada, uno de los que colabora con el ayuntamiento en programas contra la violencia de género, han dado lectura a un manifiesto consensuado por todos los grupos políticos del Ayuntamiento, en el que se condena cualquier tipo de violencia que se ejerce sobre las mujeres y se aboga "por la concienciación, la prevención la coordinación y el apoyo a las víctimas, como pilares básicos en la lucha contra la violencia hacia las mujeres". Además, en el escrito también se apuesta por la educación en igualdad "como el método más eficaz para avanzar en este objetivo". 

 

Las alumnas recordaron que este año son dos las víctimas en Castilla y León y una de ellas se ha registrado en Zamora. O que la casa de acogida del Ayuntamiento ha atendido a cinco mujeres y tres menores que han tenido que huir de sus hogares ante el riesgo de sus vidas. Y han llamado a trabajar por la cocienciación, la prevención y la coordinación de las instituciones para apoyar a las víctimas

 

Por último, los alumnos del colegio Divina Providencia han protagonizado un bonito acto, el más simbólico de los de la mañana. Puestos en fila, han ido pasando uno por uno al salón de plenos y, ante autoridades de todas las administraciones y público, han depositado en un jarrón una flor por cada una de las 45 víctimas de violencia de género que llevamos en lo que va de año. Un cerrado aplauso ha culminado el gesto y un minuto de silencio ha coronado un año más esta jornada.

No hay comentarios