La firma de automóviles deportivos Ferrari, propiedad del consorcio Fiat, cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 246 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,4% en comparación con las cifras de 2012, según informó la empresa en un comunicado. La compañía explicó que esta mejora de su beneficio en 2013 estuvo motivada, entre otros aspectos, por la decisión estratégica de reducir el número de vehículos vendidos con el fin de aumentar la exclusividad y el valor de éstos de cara al futuro.

 

 

De esta forma, Ferrari afirmó que durante el pasado año vendió un volumen menor de vehículos, pero consiguió aumentar su facturación y sus beneficios. Así, la empresa matriculó un total de 6.922 automóviles en todo el mundo en 2013, un 5,4% menos.

 

La cifra de negocio de la corporación con sede en Maranello se situó en 2.300 millones de euros en el conjunto del pasado año, lo que se traduce en una progresión del 5% si se compara con los datos del año precedente.

 

La firma del 'cavallino rampante' destacó que en 2013 destinó 337 millones de euros a actividades de investigación y desarrollo, lo que representa una subida de cerca del 15% respecto a los 324 millones de euros invertidos en 2012. El presidente de la empresa, Luca Cordero de Montezemolo, expresó su intención de mantener un alto nivel de exclusividad, diseñando productos "espectaculares" como el LaFerrari, el 458 Speciale y el recién lanzado California T.

No hay comentarios