MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

"Nuestra revolución digital no va en contra de nadie, ni en contra de nuestro millones de usuarios en Internet ni de nuestro queridísimos lectores de ejemplares impresos", ha indicado durante un acto de presentación del nuevo modelo, ante directivos del sector, en el Medialab Prado de Madrid. En este sentido, ha indicado que de lo que se trata es de "ofrecer una oferta que no tiene igual", atendiendo "más y mejor" a todos los lectores de 'El Mundo' y garantizando "el buen periodismo".

Asimismo, el presidente de Unidad Editorial ha señalado que la compañía cuenta con "el apoyo de sus accionistas" para emprender este cambio y ha reconocido el esfuerzo de los trabajadores del grupo, ya que, según ha indicado, el proyecto se ha sacado "no con poco sacrificios, porque no son momentos para grandes inversiones".

Por su parte, el director del diario, Pedro J, Ramírez, ha apuntado que cambiar el modelo de negocio es necesario "para seguir siendo inmunes" a las presiones del poder. "Necesitamos recuperar la rentabilidad para mantener nuestra independencia", ha subrayado el director de la cabecera, que ha asegurado que con el nuevo sistema se mantiene el compromiso de que "el derecho a la información prime por encima de cualquier otra consideración".

A partir de este martes, 'El Mundo' pondrá en marcha un modelo de pago en su página web similar al desarrollado por cabeceras como el 'The New York Times', por el que comenzará a cobrar a partir de 25 noticias leídas al mes (excluyendo de este cálculo las portadas, vídeos, noticias enviadas a través de redes sociales y últimas noticias), según ha explicado el director del periódico, Pedro J. Ramírez, durante un encuentro virtual anterior en Google, en el que ha subrayado que "la gran mayoría" de lectores continuarán accediendo a los contenidos gratis.

Además, desde mañana se colgarán en Internet "todos los contenidos exclusivos" de la edición impresa, algo que "no había sucedido nunca en la historia del periódico" y se podrán a la venta cuatro aplicaciones para dispositivos móviles (dos para teléfonos móviles y dos para tabletas), según ha indicado.

El modelo implica un modelo de pago "a la carta", en el que "la gran mayoría" que consulta a lo largo del día las portadas, algún vídeo, los 'en vivo', los urgentes, noticias a las que haya llegado a través de redes sociales o las últimas horas podrá seguir haciéndolo gratuitamente, mientras que la "minoría" de 'heavy users', que buscan una información más en profundidad y que consultan más de 25 artículos al mes, deberán suscribirse a 'El Mundo'.

El precio de esa suscripción varía de los 4,95 euros de suscripción digital básica, que incluye las aplicaciones para 'tabletas' ('El Mundo de la Tarde' y 'La Otra crónica') y "barra libre" para consultar todos los contenidos a través de la página web hasta las suscriptores 'premium' de Orbyt, que por 9,99 euros dan acceso a todas los contenidos de la web, las aplicaciones móviles y el resto de servicios que da la plataforma, como el alquiler de películas.

Todos los paquetes de suscripción digital tienen una oferta de lanzamiento de 0,99 euros mensuales. Además, por 2,95 euros se podrán tener las aplicaciones para teléfonos móviles (una de información general y otra de resultados deportivos) . "Una cantidad tan pequeña que será inferior al precio de dos 'relaxing of cafe con leche in the Plaza Mayor'", ha señalado.

Por último, los lectores que compren el periódico en papel en un quiosco recibirán un código para poder acceder a los contenidos digitales, por lo que "al comprar el diario en el quiosco el valor se multiplica por tres o por cuatro", ha indicado Pedro J. Ramírez, que ha subrayado que con este cambio de modelo todos los lectores ganan. Existe otra modalidad de suscripción que consiste en pagar 14,99 euros al mes, a cambio de una suscripción 'premium' a Orbyt y la edición impresa los sábados y domingo en casa.

EL DESARROLLO DIGITAL, "GRAN PRIORIDAD"

"A partir de ahora el desarrollo digital va a ser nuestra gran prioridad. Estamos convencidos de que el futuro será digital o no será", ha indicado el director de 'El Mundo', quien ha asegurado que "en el cambio de estrategia está la continuidad" y la salida de la "tormenta perfecta" que para el sector de la prensa ha supuesto la confluencia de la crisis económica y el cambio de hábitos de lectura que ha traído el desarrollo tecnológico.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que "los problemas que ha creado la tecnología, los va a resolver la tecnología" y ha apuntado una "nueva edad de oro del periodismo y los periódicos". Para ello, se ha mostrado convencido de que es necesario encontrar un modelo de negocio que permita mantener grandes redacciones que controlen el poder.

"Me fastidia que se piense que porque no se esté cobrando un precio eso no tiene un valor", ha indicado el director de 'El Mundo', quien ha recordado la cantidad de horas que hay detrás de la redacción de cada noticia, así como "los riesgos que se corren" en zonas de conflicto por los enviados especiales. "El objetivo es devolverle el valor al trabajo de los profesionales", ha apuntado.

En cuanto a la variedad del modelo, ha indicado que se trata de "dar una respuesta más eficaz a la demanda de la gente". No todos los ciudadanos están tan obsesionados con seguir la información cada minuto", ha apuntado. Así, ha subrayado que de lo que se trata es que en el momento en que cada lector decida informarse "encuentre la cantidad y la calidad de información que necesite".

El modelo es "muy parecido" al del 'New York Times', que "ha conseguido darle la vuelta a sus número rojos", según ha indicado. También ha señalado a otros medios como el 'Times', 'Sunday Times', 'Wall Street Journal' o el 'Financial Times' y ha indicado que "lo inconcebible" es que "haya grupos en España que no estén haciendo lo mismo".

El objetivo marcado por Pedro J. Ramírez es llegar a los 100.000 suscriptores digitales en los próximos meses y llegar a duplicar con tiempo esa cifra. "Con 200.000 suscriptores digitales vamos en canoa", ha concluido.
 

No hay comentarios