A pasar de la mañana nublada y lluviosa, las puertas del Kursaal empiezan a estar repletas de gente. Los primeros aficionados al Festival de cine de San Sebastián se acercan a su epicentro. En las callejuelas de la Parte Vieja, los bares reciben a un público muy variado. Distintos idiomas se mezclan en las barras repletas de pintxos. Turistas, autóctonos y periodistas con la acreditación al …

No hay comentarios