La última reforma del estatuto de autonomía de Castilla y ¿León? reconoce como valores esenciales, entre otros, el patrimonio histórico, artístico y natural, que deberán ser objeto de especial protección y apoyo. Además hace mención especial a la protección y promoción del idioma leonés.

Lo anterior queda muy bonito sobre el papel pero se ha demostrado que, en la realidad, solo es papel mojado.

Tres años después de la aprobación de dicha modificación estatutaria, ha quedado claro que el leonés es una lengua que molesta y no será protegido ni, mucho menos, promocionado. Sin embargo, además del castellano, el gallego e incluso el portugués, sí tienen cabida entre las preferencias y planes de estudio de la Junta.

Sobre el patrimonio histórico y artístico hay que destacar que esta comunidad autónoma está a la cabeza en desprotección de sus monumentos históricos, y eso sin contar los que ya se han dado por perdidos e irrecuperables gracias a la ineptitud de las consejerias autonómicas. Incluso llega a ser preocupante que lugares declarados BIC (Bien de interés cultural) que deberían de ser protegidos especialmente, siendo delito no hacerlo, sean ignorados y abandonados por la propia Junta.

Y finalizando con el patrimonio natural, es denunciable la pasividad de la Junta ante los proyectos que pretenden destruir parajes naturales protegidos (reserva de la biosfera y zonas ZEPA y LIC) con la construcción de una línea de alta tensión, a través de la montaña de León o con la implantación de molinos eólicos, en los que obvian la obligación de realizar estudios de impacto ambiental mediante la fragmentación de los proyectos, en la comarca de Omaña, sierra de Gistreo o Sierra de Gata.

Ante este atentado continuo contra la legislación, que especialmente castiga a la Región Leonesa, Aición Llïonesista no puede permanecer callada, exigiendo la depuración de responsabilidades al más alto nivel en el seno de la Junta Autonómica, principal responsable de esta situación, pero también en el seno de la oposición ya que la mayoría de esta dejación de responsabilidades se han producido ante su silencio cómplice.

Después de veintisiete años de existencia de la actual división administrativa y de la demostración palpable de que lejos de preocuparse por proteger toda su riqueza material e inmaterial, se ha dedicado a destruir la cultura y la identidad de una de las dos regiones que forman esta autonomía, lo  razonable seria plantearse si se debe seguir adelante o si lo más sensato sería corregir unos errores que solo han servido para destruir, sin posibilidad de recuperación en muchos casos, una cultura milenaria de la que, al parecer, se busca la aniquilación completa.

Por Aición llïonesista / Acción leonesista
http://aicionllionesista.blogspot.com

4 Comentarios

  1. Se presentaran dos opciones que manejan los términos autonomistas:

    una es el histórico PREPAL (con su leonesismo de todo SA-ZA-LE) y la otra la pactista UPL. (con su leoníno pacto con PSOE)

    ¿Que opininan los de Accion Leonesa?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.