MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) –    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró ayer que si se demuestra que “alguna persona en la Comunidad ha participado en espionajes, seguimientos o lo que sea, al nivel que tenga, inmediatamente, será expulsado”.

   En una comparecencia ante los medios, la jefa del Ejecutivo madrileño emplazó a todas aquellas instituciones o personas que tengan cualquier tipo de información sobre la trama a que lo pongan en conocimiento de la Justicia y amenazó con llevar a los tribunales a aquellos que sigan acusando sin pruebas al Gobierno regional de estar detrás de la red.

   Aguirre, que insistió en que en la Comunidad de Madrid “no hay montado ningún servicio o estructura de espionaje ni nada que se le parezca”, dijo que quien siga manteniendo estas afirmaciones las tendrá que “probar y acreditar” y, si no, tendrá que rectificar, porque, de no hacerlo, será llevado ante la Justicia.

   Asimismo, manifestó que España es un Estado de Derecho, lo que quiere decir que “la inocencia no se tiene que probar”, dado que se presume. “Quien tiene la carga de la prueba es el que acusa. Quienes nos acusan de delitos muy graves tendrán que poner las pruebas ante los jueces”, apostilló.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.