El control de la condensación de la ventana

condensacion en una ventanaLa condensación de las ventanas se produce cuando la temperatura interior de la ventana es tal que el aire en contacto directo con esta superficie no es capaz de mantener el estado gaseoso del agua que contiene. Al binomio temperatura-humedad del aire se le llama punto de rocío.

El control de la condensación de una ventana sirve para evitar que el vapor de agua condense y se transforme en agua, o rocío, en el interior de la ventana.

Humedad relativa del aire

La humedad relativa del aire (HRA) es el cociente entre la cantidad de agua en estado gaseoso que el aire tiene a una determinada temperatura y la cantidad máxima de agua en estado gaseoso que puede almacenar a esa misma temperatura. Por ejemplo, si la humedad relativa del aire es del 50% significa que el aire contiene la mitad de agua que puede contener a la temperatura a la que se ha medido.

La cantidad de agua que puede contener el aire varía en función de la temperatura que éste tenga. Por ejemplo, si una muestra de aire a 21ºC y 50% de HRA se calienta a 32ºC, tendrá un 25% de HRA. Inversamente, si esta muestra de aire se enfría a 10ºC, su HRA será del 100%.

Condensación

Mientras más caliente esté el aire más agua podrá almacenar, pero al enfriarse, el agua pasará de su estado gaseoso al estado líquido, depositándose en las superficies frías que encuentre.

El rocío matinal es un ejemplo de condensación que ocurre en la naturaleza. Durante el día el sol calienta la atmósfera haciendo que absorba más agua. Agua que se condensará cuando el aire pierda temperatura durante la noche depositándose en el suelo.

El mismo fenómeno ocurre en una ventana. Si la superficie interior de la ventana está lo suficientemente fría respecto a la temperatura del aire interior de la vivienda y la humedad relativa del aire es lo suficientemente alta, el agua se depositará en la ventana con los problemas y molestias que esto acarrea.

Como combatir la condensación en las ventanas

De lo anteriormente se desprende que ventilando para reducir la humedad relativa del aire de la vivienda o aumentando la temperatura de la superficie interior de la ventana aumenta el punto de rocío, disminuyendo la probabilidad de condensación en la ventana.

Es por ello que los radiadores de calefacción suelen colocarse debajo de las ventanas, pero calentar una ventana es como tapar con la mano un agujero en el fondo de un cubo.

Una ventana es, o debería ser, una barrera térmica por lo que debe reducir al máximo el intercambio de temperatura entre el exterior y el interior de la vivienda. De ahí la importancia de los materiales de los que está hecha.

Las ventanas de PVC, un aislante natural, difícilmente transmiten el calor. Incluso en un riguroso invierno en el que el aire frío nos envuelve, la ventana de PVC mantendrá una temperatura agradable al tacto.

Y lo mismo ocurre en caluroso verano cuando hasta el asfalto de las calles se derrite, porque la condensación no sólo puede ocurrir en invierno, sino también en verano.

En los días de bochorno -aire caliente y húmedo- querremos enfriar la vivienda, posiblemente mediante un equipo de aire acondicionado que enfriará el aire saturado de humedad que, al perder temperatura, depositará el agua en las superficies frías.

La carpintería de PVC para ventanas incorpora cámaras en su diseño que dividen el espacio interior de los perfiles, de modo que las temperaturas extremas de frío y calor en el exterior no llegan a estar en contacto con la temperatura de confort del interior de la habitación. Las ventanas de aluminio también tienen cámaras interiores, pero debido a las características de conductividad térmica de este material, las cámaras interiores ganan o pierden temperatura anulando el funcionamiento de las mismas, aislando mucho menos que las ventanas de PVC. Casi la mitad en el caso de ventanas con RTP (Rotura de Puente Térmico) y un cuarto si se trata de ventanas de aluminio corriente, tal y como indica el Código Técnico de la Edificación.

La ventana de PVC crea una barrera térmica natural que protege los edificios y viviendas sin el costo añadido y los problemas de una RTP artificialmente instalada, ya que la ventana de PVC es una RTP continua de lado a lado.

Material Transmitancia térmica U (W/m2·ºK)
VENTANA DE PVC INTELIVENT PASSIVE 0,75+
VENTANA DE PVC INTELIVENT PREMIUM 0,89
VENTANA DE PVC INTELIVENT ECOPLUS 1,1
VENTANA DE PVC INTELIVENT EFFICIENCY 1,4*
VENTANA DE PVC 70 mm y 4 cámaras 1,3
VENTANA DE PVC 60 mm y 3 cámaras 2,0
VENTANA DE MADERA 2,2
VENTANA DE ALUMINIO RTP 12 mm 3,2
VENTANA DE ALUMINIO RTP 4 mm 4,0
VENTANA DE ALUMINIO CONVENCIONAL 5,7

*El valor de la transmitancia térmica de las ventanas INTELIVENT hace referencia al conjunto de la ventana. En el resto de sistemas no marcados con un (*) se hace referencia al valor U del perfil y por tanto en combinación con el vidrio o el cajón de la persiana este valor puede cambiar.

The post Eliminar la condensación de una ventana appeared first on karpenterium |.

No hay comentarios