“Es una grave injusticia no pagar el justo salario”, ha considerado el prelado, para quien la huelga es “inaceptable” cuando va acompañada de violencia o persigue objetivos no directamente relacionados con las condiciones de trabajo o contrarios al bien común, pero “legítima” cuando se presenta como inevitable y en busca de un beneficio proporcionado.

En su carta, titulada ‘No robarás’, …

No hay comentarios