La aplicación informática implantada por la Consejería de Interior y Justicia para facilitar la inspección del juego privado ha servido para agilizar los trámites de esta labor, que desempeña el Servicio de Control de Juegos de Azar, dependiente de la Comisaría General de la Policía Judicial, y para ofrecer así más garantías de protección de los derechos de los consumidores.

La labor inspectora del sector de juego privado que realiza la Consejería de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León en colaboración con la Comisaría General de la Policía Judicial ha ganado en agilidad y en transparencia gracias al nuevo sistema telemático implantado. Así lo ha asegurado el secretario general de al Consejería de Interior y Justicia, Luis Miguel González Gago, quien ha mantenido hoy una reunión con los policías del Servicio de Control de Juegos de Azar de toda Castilla y León en la sede de la Consejería.

González Gago ha destacado que esta aplicación representa grandes ventajas para la labor de control con el fin de garantizar la protección de los derechos de los consumidores y también para el sector empresarial de juego privado de Castilla y León, ya que también permite la teletramitación de autorizaciones y evitar desplazamientos para realizar algunos trámites administrativos.

El sistema se basa en una aplicación informática que permite gestionar distintos trámites. Gracias a las nuevas tecnologías, los empresarios pueden gestionar directamente sus autorizaciones durante las 24 horas del día y las brigadas de inspección pueden conocer en tiempo real toda la información que precisen en su labor sobre las empresas, los establecimientos o el material de juego de casinos, bingos, salones de juego y máquinas recreativas.

Los agentes del Servicio de Inspección están equipados con un terminal PDA que les permite acceder al registro de máquinas homologadas, el registro de empresas, las autorizaciones concedidas, el registro de personas con acceso prohibido a los establecimientos y los carnés profesionales de los trabajadores, entre otros. Al estar equipados también con impresoras móviles, pueden confeccionar “in situ” las actas de inspección y agilizar así la tramitación.

En las tareas de inspección del último año, la Junta de Castilla y León ha tramitado 28 actas de infracciones muy graves y 43 de infracciones graves, que en conjunto han supuesto sanciones por importe de más de 55.000 euros.

En Castilla y León existen en la actualidad 22 bingos, 32 salones recreativos, 50 salones de juego, 16.690 bares con máquinas, 26.535 máquinas recreativas y 3 casinos, ubicados en León, Salamanca y Boecillo (Valladolid). Están registrados más de 3.000 carnés profesionales para empleados de bingos y casinos.

El secretario general de la Consejería de Interior y Justicia ha resaltado el trabajo de las brigadas de inspección de juego y la colaboración entre la Junta de Castilla y León y el Ministerio del Interior para actuar de forma coordinada en la labor de control de este sector para proteger los derechos de los ciudadanos y dar seguridad a las empresas del sector.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.