El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Anteproyecto de Ley de reforma de la Ley de Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social. Además, ha cifrado en 901 el cupo de trabajadores extranjeros no comunitarios en España para 2009 y, entre otros asuntos, ha aprobado las líneas de actuación de los 800 millones de euros destinados al sector del automóvil.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la Vicepresidenta, Mª Teresa Fernández de la Vega, ha sostenido que “desde el primer día el Gobierno ha trabajado por una inmigración cimentada y legal” poniendo “orden donde había desorden y legalidad donde no la había”.

Dijo que si queremos que la inmigración reporte riqueza económica, diversidad cultural e integración todos debemos implicarnos. En este sentido explicó que el texto, tras ser analizado por los organismos preceptivos, entrará en el Congreso en el primer trimestre de 2009 para ser debatido.

El Anteproyecto de Ley de reforma de la Ley de Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social hoy presentado, dijo la Vicepresidenta, nos va a permitir perfeccionar el sistema legal de entrada de flujos migratorios y abordar situaciones específicas como las relativas a los estudiantes, al intercambio de alumnos para prácticas no laborales o de voluntariado y a los investigadores. 

Los objetivos de esta reforma son: aumentar la eficacia en la lucha contra la inmigración ilegal, favorecer la integración de los inmigrantes, asumiendo el Pacto de Inmigración y Asilo de la UE, y construir un marco más claro de derechos y obligaciones de los trabajadores extranjeros, explicó De la Vega.

Dentro del ámbito de la inmigración, el Consejo, señaló la Vicepresidenta, ha decidido no imponer un nuevo periodo transitorio a la circulación de trabajadores por cuenta ajena búlgaros y rumanos.

Cupo para 2009

El Gobierno, teniendo en cuenta a las Comunidades Autónomas, a los agentes sociales y las necesidades del mercado de trabajo, ha cifrado en 901 el número de puestos de trabajo destinado a los extranjeros de régimen no comunitario.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que compareció junto con la Vicepresidenta para explicar la reforma hoy aprobada, señaló que la modificación de la Ley ha tenido presentes las sentencias del Tribunal Constitucional en relación a derechos que no estaban reconocidos como los relativos a asociación, sindicación y manifestación.

También ha recogido la transposición de directivas Europeas referidas a la movilidad, a los estudiantes y los investigadores, agregó.

Dijo que el desarrollo de la economía de los últimos años no podría entenderse sin la contribución de los inmigrantes, pero esta contribución debe ser “ordenada, regular y legal”.

Añadió que los primeros interesados en que esto sea así son los países de tránsito y de origen de la inmigración con quienes España está colaborando a fin de ordenar los flujos migratorios.

El Anteproyecto, subrayó Corbacho, refuerza la idea de que la inmigración tiene que estar “en relación con el mercado de trabajo”, por lo que será éste quien determine la necesidad de los flujos migratorios.

Otro punto clave de esta reforma es el referido a la reagrupación familiar. En este sentido, Corbacho explicó que se ha corregido una contradicción de la Ley en vigor que permitía al inmigrante traer a sus hijos, pero, aunque estuvieran en edad laboral, se les vetaba el permiso de trabajo. Con esta reforma en el mismo acto administrativo se reconoce el reagrupamiento y el permiso de trabajo.

Corbacho señaló que la Ley distingue entre la “familia nuclear” y los ascendientes. Para reagrupar a los ascendientes el trabajador inmigrante tendrá que acreditar que reside en España desde hace cinco años y el ascendiente tener más de 65 años.

800 millones para el sector del automóvil

El Consejo ha aprobado las líneas de actuación de los 800 millones de euros destinados al sector del automóvil correspondientes al Fondo para la Dinamización de la Economía y el Empleo, aprobado hace dos semanas.

De estos 800 millones, De la Vega explicó que 110 se destinarán a subvenciones directas y 690 a la concesión de préstamos sin interés y sin exigir la constitución de garantías.

Estos 800 millones van a servir para impulsar de manera “firme y decidida” el Plan de Competitividad del sector de la automoción, cuyo objetivo es contribuir a la creación de empleo y ayudar a empresarios y trabajadores del sector a afrontar en las mejores condiciones posibles la actual situación económica.

La financiación y el pago de las actuaciones se hará con arreglo a los planes que las propias empresas presenten, añadió la Vicepresidenta. 

El Gobierno, dijo la Vicepresidenta, ha autorizado también la distribución de 100 millones de euros entre las Comunidades Autónomas para financiar programas de agricultura, desarrollo rural y pesca.

Más transparencia

El Ejecutivo ha dado luz verde a un anteproyecto de ley que modifica tres leyes: la Ley del Mercado de Valores, la Ley sobre Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito y el texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados.

Entre otras novedades, subrayó De la Vega, se obliga a las entidades bancarias a comunicar a las autoridades públicas todas las adquisiciones de participaciones que superen el umbral del 5 por 100.

Además, a partir de ahora será obligatorio notificar al Banco de España, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores o a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones la compra significativa de participaciones en entidades de crédito, empresas de servicios de inversión o en aseguradoras españolas.

El Consejo también ha aprobado ley modifica el Estatuto legal del Consorcio de Compensación de Seguros. Esta norma beneficiará a un gran número de ciudadanos porque va a reducir el coste de los seguros.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.