El Fondo Monetario Internacional ha publicado hoy su informe sobre la evolución de la economía española, tras la reciente visita de una Misión de expertos que ha realizado las llamadas “consultas del Art IV” (análisis periódicos que el FMI realiza de las economías de sus países miembros). En el curso de la visita, la Misión ha recabado información, tanto del Gobierno como de diferentes agentes económicos, políticos y sociales.

El análisis que el FMI realiza de la situación económica española coincide con el del Gobierno, que estima que la corrección gradual de los desequilibrios acumulados se aceleró a partir de mediados de 2007 por la crisis financiera global. En su informe, el FMI asegura que “la respuesta de las autoridades ha sido enérgica y más rápida que la de otros socios de la Unión Europea, con actuaciones en el sector bancario basadas en criterios de mercado y con medidas fiscales sustanciales”.

El FMI elogia la situación del sistema financiero español que ha resistido mejor que el de otros países “gracias a una sólida supervisión y regulación prudencial y al sólido modelo tradicional de banca al por menor”. Sobre las medidas adoptadas en el ámbito financiero, el FMI considera que están basadas en criterios de mercado y tienen estrategias de salida apropiadas. En colaboración con los socios europeos, señala el informe “las autoridades españolas han reaccionado rápidamente para mitigar los efectos de las turbulencias financieras, a la vez que han mantenido la orientación de mercado en el sistema”. En este sentido, el FMI califica de tranquilizador el hecho de que tanto el Fondo de Adquisición de Activos Financieros como los avales estén diseñados para desaparecer automáticamente en el medio plazo.

Por lo que se refiere a las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno, el FMI las considera audaces, rápidas y amplias. El conjunto de las iniciativas puestas en marcha suponen un 4% del PIB para el periodo 2008-2009, lo que representa una aportación mayor y más rápida que la de muchos socios de la UE. En cuanto al recientemente aprobado Fondo de Inversión Local, el informe considera que estimulará temporalmente la demanda. El FMI cree además que el Gobierno “hace lo correcto al resistirse a aplicar reducciones impositivas adicionales en este momento”.

Sin embargo, el FMI recomienda la puesta en marcha de reformas estructurales para recuperar la confianza y aumentar la efectividad a largo plazo de las iniciativas puestas en marcha hasta ahora. El Fondo advierte que de no llevarse a cabo este tipo de reformas, se corre el riesgo de que la economía permanezca débil durante un prolongado periodo de tiempo.

En este sentido, cabe recordar el compromiso del Presidente del Gobierno, en su comparecencia del 27 de noviembre pasado, de crear una mesa de trabajo con los distintos grupos políticos para la adopción de reformas en el sector servicios, transportes, energía y telecomunicaciones. El FMI apoya las intenciones del Gobierno en especial en lo que se refiere a la reducción de cargas administrativas, la transposición de la Directiva de Servicios, la reforma de los servicios profesionales y las medidas en sectores estratégicos.

Por lo que se refiere al mercado laboral, el FMI valora las políticas activas de empleo y las medidas de recolocación llevadas a cabo aunque echa en falta una reforma del mercado laboral que incluya la eliminación de la indexación salarial, una mayor utilización de las cláusulas de descuelgue y la igualación de los costes del despido en los diferentes segmentos del mercado laboral.

El FMI realiza también un análisis del mercado inmobiliario que se encuentra en plena corrección y considera que las políticas de vivienda llevadas a cabo pueden facilitar el ajuste. En concreto, valora las iniciativas destinadas a impulsar el mercado del alquiler, las mejoras en la regulación y la agilización de la resolución de litigios en materia de alquiler, así como la moratoria en el pago de hipotecas para los desempleados, ya que es útil para limitar los impagos. El FMI, sin embargo, desaconseja la construcción de más viviendas protegidas.

El FMI estima que el PIB se contraerá un 1% en 2009, aunque identifica varios factores que pueden ayudar a la recuperación, como la caída de los precios del petróleo, el descenso del euribor y los amplios paquetes fiscales puestos en marcha por el Gobierno.

El texto del comunicado de la Misión del FMI se encuentra disponible,traducido al castellano, en la página Web del Ministerio de Economía y Hacienda.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.