Los motivos de esta “nefasta” cosecha se fundamentan en el exceso de lluvias de marzo y abril, que retrasaron la fecha de siembra en más de un mes respecto al momento “óptimo”, según han indicado fuentes del Consejo en un comunicado recogido por Europa Press.

Esta alteración del ciclo hizo que el cultivo no vegetara “de forma adecuada” en las etapas que debe cumplir, y así, esta “escasa” …

No hay comentarios