La Concejalía de Medio Ambiente ha llevado a cabo la limpieza de un total de diez espacios de la ciudad que habían sido utilizadas como vertederos y escombreras, en las que se habían depositado distintos tipos de residuos mayoritariamente inorgánicos, como escombros de obras, restos de podas, cartones, plásticos o maderas, y en los que se había acumulado también abundante maleza y vegetación, según ha informado hoy el concejal Feliciano Fernández, tras la reunión de la Junta de Gobierno Local.

 

Con esta actuación se pretende evitar la proliferación de vertederos incontrolados que se acabarían convirtiendo en focos de insalubridad y lugares de refugio para distintos tipos de alimañas, especialmente ratas, que pudieran suponer un riesgo para la salud pública.

 

La retirada de desechos se ha realizado de forma selectiva para efectuar el reciclaje de los vertidos y posteriormente se ha llevado a cabo la desinfección y desinsectación de los espacios afectados que se sitúan fundamentalmente en las zonas periféricas de la ciudad y las proximidades de la vía del ferrocarril. En concreto se ha  actuado en la carretera de Carrascal, en la calle Pozo de la Nieve, junto al canal de San Frontis, calle Chozo, calle Rabiche, camino de San Jerónimo, Huerta de Aranda, camino viejo de Villaralbo con camino de Pontejos y en una zona de Puerta Nueva situada junto a la vía férrea.

 

El concejal de Medio Ambiente ha hecho un llamamiento a los vecinos para evitar generar vertederos incontrolados, ya que ante un pequeño deposito de materiales y  escombros se suelen originar nuevos vertidos, para lo que deben utilizarse el Punto Limpio ubicado en la carretera de la Aldehuela o, en todo caso, el centro de selección y recogida de escombros situado en Fresno de la Ribera.

No hay comentarios