El abandono del proyecto del Cylog de Zamora, uno de los que quedan pendientes de la red regional, va a complicar la inclusión de la capital en la red logística que está desarrollando el Ministerio de Fomento. De hecho, el departamento de Ana Pastor se va a fijar en el modelo de desarrollo utilizado por la Junta, ya que la colaboración del sector privado que se da en los Cylog le parece fundamental.

 

La publicación del presupuesto para 2014 ha confirmado el abandono de este proyecto que llevaba años a la espera. Los problemas para definir si su ubicación, en Vilagodio, era la correcta y, en los últimos tiempos, la falta de presupuesto han acabado por enterrar su puesta en marcha. Una situación que los empresarios locales han lamentado profundamente. El pasado verano se desestimó definitivamente un vial ferroviario al descartarlo Renfe y, finalmente, se procedió a la devolución de los terrenos donde estaba previsto que fuera este nodo logístico.

 

De este modo, Zamora se queda, junto con Segovia, como la única capital de provincia en la que no va a desarrollarse, al menos por el momento, el Cylog; había otros previstos en Aranda de Duero, Arévalo y Ponferrada. Esta circunstancia deja en mala situación a la capital, que no cuenta con la presencia de estos nodos de comunicación en transportes que, parece, van a ser básicos en el diseño de la nueva red nacional de logística, clave en los planes de Ana Pastor para mejorar el tránsito de mercancías por ferrocarril.

 

La red Cylog, formada por 15 bases, está conectada con los principales puertos del Norte de españa y Portugal, puntos de entrada y salida de mercancías y se pretende que lo esté también con las principales líneas férreas y carreteras. Las 15 bases se incorporarán seguro, con lo que Zamora y Benavente quedan fuera. En este sentido, puede ser clave el hecho de que para ambas esté previsto un nodo multimodal de transportes dentro del diseño que Fomento ha presentado para la Red Transeuropea de Transportes, y que ha sido aprobado para su desarrollo y financiación por la Comisión Europea.

No hay comentarios