El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, acompañado por el director provincial de Educación, Fernando Prada, ha entregado los premios a los centros educativos IES Río Duero de Zamora e IES Aliste de Alcañices por su destacada participación en el concurso de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES). Este certamen, convocado por la Junta de Castilla y León, Induraees y la Fundación Ecotic, se lleva a cabo por primera vez en Zamora este año.

 

Alberto Castro ha felicitado a directores, profesores, personal de los centros educativos y, sobre todo, a los alumnos, por su implicación en el concurso y su concienciación con la protección del medio ambiente. El delegado ha señalado que "este tipo de reciclaje que han llevado a cabo es poco común, por lo que es muy positivo que desde los colegios se fomente". Además, ha resaltado que "gracias a la concienciación de la necesidad de reciclar RAEES que han adquirido los alumnos, y que se extiende poco a poco a la población en general, se han podido generar nuevos puestos de trabajo en las plantas a las que se destinan los aparatos desechados".

 

El premio a grandes poblaciones ha correspondido al IES Río Duero de la capital por haber reciclado 973 kilos de residuos, lo equivalente a 1,62 kilos por alumno. Por su parte, el IES Aliste de Alcañices se ha alzado con el galardón en la categoría de ámbito rural tras recoger 1.617 kilos, lo que se traduce en 8,98 kilos por alumno. Ambos centros han recibido como premio una tablet.

 

Los centros escolares participantes han recogido aparatos eléctricos y electrónicos obsoletos procedentes de domicilios de alumnos y profesores así como generados en los propios centros educativos, durante el curso 2012-2013, para después depositarlos en los contendores proporcionados por Induraees, la empresa gestora autorizada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de la Junta de Castilla y León.

 

Posteriormente, los desechos se han trasladado a la planta de reciclaje de Osorno (Palencia), donde han recibido el tratamiento que marca la normativa en esta materia, se han extraído los componentes peligrosos presentes en los aparatos como pilas, condensadores o mercurio y se ha reciclado el resto de materiales contribuyendo al ahorro de materias primas y recursos naturales.

No hay comentarios